Especial… / Rumbo a las elecciones de los Estados Unidos

Por: Martín Omar Aguilar

 

En el tercero y último debate entre los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos por el republicano, Donald Trump y la demócrata, Hillary Clinton hubo muchos desencuentros y acusaciones entre ellos, como el anterior y no tanto en el primero y es que desde la llegada de ambos candidatos no se dieron la mano.

Aunque en este último debate fue igual al segundo y no al primero, donde Clinton mantuvo un recio carácter sobre su oponente, siempre estuvo tranquila y no así Trump que todo el tiempo estuvo ofuscado y cerrado, acusando a su rival de criminal.

Y es que el punto central del debate fue el presidente Vladimir Putin. Ambos  se acusaron mutuamente de ser marionetas del presidente ruso, por un lado Clinton afirmó que ese país ha hackeado varios correos para favorecer a Trump y este a su vez aseguró que Clinton es la marioneta del político ruso porque no tiene respeto por ella.

Desde el inicio del debate se vio la clara ventaja de Clinton sobre Trump, que de acuerdo a la mayoría de las cadenas de televisión era de 52 a 39, por lo que el magnate siempre estuvo eufórico todo el tiempo sin tratar de controlarse y acuso de que se está orquestando un fraude electoral en favor de la demócrata, aunque posteriormente la Casa Blanca lo desmintió.

Como se recordará, desde hace días han salido varias mujeres denunciando al magnate de acoso sexual y de querer abusar de ellas y todo fue a raíz de una grabación del 2005 que dio a conocer el Washington Post y el New York Times, donde aparece la voz de Trump degradando a las mujeres y presumiendo que ha tenido a todas las que ha querido.

Y aunque toda la campaña del magnate siempre ha estado plagado de críticas y consignas en contra de los latinos, en especial de los mexicanos, musulmanes y extranjeros, siempre ha defendido la construcción de un muro en la frontera con México para detener el flujo de inmigrantes, esta vez se fue a la yugular de Clinton de acusarla por apoyar la construcción en el 2006, lo cual fue desmentido por la demócrata.

A dos semanas y media de las elecciones, tal parece que Clinton casi la tiene ganada por la cómoda ventaja que mantiene sobre su rival republicano y es que de acuerdo a algunos sondeos, la mayoría de los republicanos no apoyaran a su candidato o por lo menos no votarán a su favor o se abstendrán de hacerlo.

Lo interesante será ver que al final de la contienda electoral, Trump aceptará su derrota casi contundente o por lo menos aceptará a Clinton como la próxima presidenta del país más poderoso de la Tierra, siendo que tiene más carisma y simpatía entre los latinos, además de que será la primera mujer que tenga Estados Unidos como presidenta.

Be the first to comment on "Especial… / Rumbo a las elecciones de los Estados Unidos"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*