LA OCASIÓN HACE AL LADRÓN

Por: Martín Omar Aguilar

 

Luego que la semana pasada hablamos en este foro de los fraudes cometidos por algunas inmobiliarias, como es Grupo K-SA y Eletres Inmobiliaria SAPI, S. A. de C. V., que pese a que el socio principal, Manuel Darío Lugo Goytia sigue preso, no así sus hijos Carlos Manuel, José Darío, y Ana Luisa Lugo Graue, que siguen estafando y defraudando con la venta de departamentos.

Otro lector nos hizo llegar su caso de otro fraude, del cual también fue víctima, pero ahora de una financiera como es Anamex, S.A. de C. V., que se dedican a los préstamos personales, pero con la pantalla de contar con oficinas suntuosas ubicadas en Montecito 38, oficina 30, colonia Nápoles, para ser exacto en el edificio del World Trade Center, donde una renta llega a costar hasta 40 mil pesos mensuales.

Según nos cuenta el afectado, el 3 de octubre del 2014 se presentó en dichas oficinas donde le ofrecieron un crédito y ostentándose con la firma de un contrato amañado y favoreciéndole en todos los sentidos y sin ser una financiera reconocida, le dijeron que no necesitaba contar con aval, propiedades ni bienes para realizar el trámite.

Además de mencionar que si por algún motivo requería cancelar el contrato, tenía siete días para hacerlo sin penalizaciones, ni multas, pero al presentarse para realizar la cancelación tenía que hacer un pago del 10% del monto solicitado, y le mencionaron que tenía que realizar un deposito en garantía que sería válido hasta el momento del cobro del crédito o en caso de incumplimiento, pero al checar su estado de cuenta ellos ya habían realizado el cobro por un crédito o servicio no realizado.

Y cuando los quiso denunciar ante la Condusef y Profeco le dijeron que su demanda no prosperaría por una cláusula que dice que para resolver cualquier controversia que se suscite sobre la interpretación o cumplimiento del contrato, las partes se someten expresamente a la jurisdicción y competencia de los tribunales de la  CDMX, renunciando al fuero que les corresponde por razón del domicilio presente o futuro que pudiesen tener o cualquier otra circunstancia, además que sus asesores son externos, así que ya sabe querido lector no vaya a ser una víctima de estos chacales.

Y hablando de fraudes, luego que el viernes pasado se llevarán a cabo las elecciones en la Sección Uno del Sindicato de Trabajadores de Limpia, hubo mucha inconformidad entre los trabajadores por el supuesto triunfo de Hugo Alonso, que pese a las amenazas que hizo a aquellos que estaban en su contra, se perpetuará en el cargo hasta el 2020.

Aunque no era seguro que Alonso ganara nuevamente por el enojo y el fastidio que reinaba entre los empleados, nuevamente se impuso el acarreo y las amenazas, por lo que el fraude se vio a simplemente vista, que obviamente fue orquestado desde el Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la CDMX, encabezado por su líder, Juan Ayala Rivero, quien ayudó para que Alonso ganara, por lo que desgraciadamente el charrismo sindical, la corrupción y el nepotismo seguirán por un buen rato.

Be the first to comment on "LA OCASIÓN HACE AL LADRÓN"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*