Ayer me contaron… / Nadie sabe para quién trabaja

Por: Martín Omar Aguilar

A quien no lo calienta ni el sol es al líder local de Morena, Martí Batres, luego que el juez 57 en Materia Civil en la CDMX le ordenara a ofrecer una disculpa pública a favor del ex delegado en Tlalpan, Héctor Hugo Hernández al acusarlo a él en mayo pasado, durante una conferencia de prensa, de encabezar la mafia de los tres cochinitos, juntos con los ex delegados, Higinio Chávez y Guillermo Sánchez Torres y al vincularlo con el ex edil de Iguala, Guerrero, José Luis Abarca.

Esto fue a raíz de que varios perredistas cerraron la delegación en protesta en contra de la actual delegada, Claudia Sheimbaun de que clausuró varias obras para la construcción de varias viviendas en favor de los militantes del Sol Azteca por no cumplir con los permisos de impacto ambiental y uso de suelo.

En su demanda, Hernández también pidió la reparación del daño por diez millones de pesos, solicitud que fue rechazada por el juez y sólo le impuso al morenista a que ofrezca una disculpa en favor del ofendido, por lo que Hernández señaló que Batres se excedió en su libertad de expresión al difamarlo, causándole daño moral a su persona y a su reputación.

Aunque Batres dijo que apelará la decisión del magistrado, que de paso también levante una denuncia penal en contra de su jefe, Andrés Manuel López Obrador por haberse tomado fotos con Abarca en el 2012 cuando lo apoyó en campaña, sin olvidar que él fue el que ordenó la desaparición de los 43 normalistas, sin que hasta ahora aparezcan.

Y pese a que el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera le recriminaba al gobierno federal y a Hacienda el recorte presupuestal por más de 2 mil millones de pesos para la CDMX en el 2017 y en vísperas de la Navidad ya anunció que mandará a colocar cuatro pistas de hielo.

Lo que en 16 años, desde que el PRD gobierna la ciudad, sólo se colocaba una sola pista de hielo a Mancera se le ocurrió mandar a colocar cuatro pistas de hielo que iniciarán desde el primero de diciembre de 2016 hasta el 8 de enero de 2017, con un horario de 10 a 22 horas y quienes quieran asistir podrán permanecer hasta 45 minutos.

Aunque la principal estará en la plancha del Zócalo, donde se colocará un árbol de Navidad que tendrá una altura de 70 metros, bajo el patrocinio de una compañía refresquera, las demás pistas que serán más pequeñas, se colocarán en los alrededores con menor tamaño y el sistema de congelamiento se incrementará y por ende habrá más consumo de electricidad.

Además de las pistas, el gobierno de la ciudad pretende colocar una villa navideña, toboganes y diversos juegos para que niños y adultos se entretengan, el costo de todo se cree que será por encima de los 20 millones de pesos, durante el tiempo que estén en funcionamiento.

Pese a que Mancera debería de ahorrar para el próximo año, su presupuesto se verá menos por lo mismo del recorte, desde ahora es cuando debería de empezar a estar en austeridad, pero tal parece que prefiere gastar más aunque no lo tenga, con tal de mejorar su imagen para las elecciones del 2018, aunque ya no es seguro que vaya por el PRD, luego que hace unos días algunos gobernadores perredistas formaron un bloque llamado anti mancera.

Be the first to comment on "Ayer me contaron… / Nadie sabe para quién trabaja"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*