LAS DISPUTAS PANISTAS QUE NO CESAN

Jorge Meléndez Preciado

Hombre intolerante en extremo. Sin mayores luces, aunque un militante albiazul que incluso logró ser el primer  jefe del ejecutivo  (el anterior, Vicente Fox resultó un empresario que se impuso a un PAN sin mayores perspectivas), Felipe Calderón Hinojosa hace un nuevo berrinche ante sus correligionarios debido a que no aceptan sus imposiciones. Una de ellas, la más complicada, hacer presidenciable a su esposa, Margarita Zavala.

Recientemente en un encuentro  nacional del blanquiazul, Felipe el rabioso, no sólo perdió ante Ricardo Anaya- quien controla desde hace rato a dicha organización- , sino que amenazó, una vez más, con salirse del partido y formar el suyo (sic que busca al INE con desesperación).

Eso ya lo había dicho hace  años, cuando no pudo imponer a su cercano Ernesto Cordero, y el triunfador fue Gustavo Madero. Durante su sexenio, Felipe  impuso a dos de sus pupilos: Germán Martínez Cázares y César Nava. Ambos con resultados poco importantes para su agrupación, ya que sufrieron derrotas escandalosas en muchos estados, no obstante que había una inyección amplia de recursos gubernamentales. No se olvide que en Pemex, hubo una entrada de recursos infinita, más de 500 mil millones de dólares en seis años, los cuales no se invirtieron visiblemente. Nava, por cierto,  fue acusado de comprar apartamentos de lujo  en Polanco sin declarar de dónde obtuvo los millones de billetes verdes.

También Felipe salió derrotado cuando trató de hacer candidato a la elección de 2012 al mencionado  Cordero. Le ganó la señora Josefina Vázquez Mota, a la cual luego dejó colgada de la brocha ya que lejos de apoyarla en su campaña, la mandó a sacrificarse por Enrique Peña Nieto, según cuenta Álvaro Delgado en el libro: El amasiato (Proceso).               

Quizá Calderón esperaba un apoyo mayor de Peña Nieto en esta ocasión, proponiendo a su esposa Margarita. Pero en el gobierno consideraron que con los mil 200 millones de pesos que otorgó Luis Videgaray  a la organización Juntos podemos, la cual es dirigida por Josefina y aparentemente apoya migrantes, ya habían cubierto la deuda contraída. Aunque  en varios medios de difusión, especialmente televisivos, se le dio juego a Margarita, ello por el peligro que veían del avance  de López Obrador.

Pero la señora Zavala se desbarrancó porque el libro que publicó: Mi historia (Grijalbo) no tuvo el éxito esperado, hizo un acercamiento muy importante con Hillary Clinton y la señora fue derrotado por el locuaz de Trump y dio a conocer (Margarita) el cobre en una entrevista realizada  con el periodista Jorge Ramos, ya que no  pudo distanciarse de Felipe Calderón y su guerra contra el narcotráfico, la cual dejó un reguero de sangre,  muertos y desaparecidos, el que  todavía no para sino aumenta.

Ello ha aumentado el enojo de  Felipe, el cual ha querido ganar con el método Trump: mandando tuitazos a diestra y siniestra. Lo hizo, entre otros, con Humberto Moreira por sus corruptelas y la implantación  de Los Zetas en Coahuila, ante lo cual el desprestigiado profesor  le respondió que era un vulgar provocador y un borrachín, algo que había puesto al descubierto Carmen Aristegui.

Trató de calumniar, por el mismo formato de redes, a Delfina Gómez, señalando que era una títere de López Obrador, lo que trajo como respuesta: muchas lo acusaran de misógino y le reclamaran que  Felipe era el apoyo básico de Margarita, la cual no ha ganado ninguna elección, sino que ha sido impuesta por el PAN en la Asamblea y la Cámara de Diputados.

Así pues, llegó  a finales de marzo tratando de meter en cintura a Ricardo Anaya, el cual tiene, aunque no parezca, el control dela organización derechista. Para lograr su objetivo, se alió con Rafael Moreno Valle, el ex gobernador de Puebla que ha desarrollado una precampaña política de cientos o miles de millones de pesos, la cual no ve  el INE , que requiere urgentemente lentes de enorme aumento. Aunque a fin de cuentas, debido a las rispideces en el acto salieron Felipe y Moreno Valle distanciados ya que Rafael quiere que el candidato se elija internamente y Calderón que sea por votación abierta.

Pero el que puso en su lugar a Calderón fue Juan José Rodríguez Prats, el ex priista que se ha rebelado contra la cúpula. Le dijo a Felipe “Estás frustrado. Eres un malagradecido con las oportunidades que te ha dado el partido”.  Incluso, dicen, Juan José le volvió a echar en cara el alcoholismo a Felipe Calderón.

No hay que olvidar que en una carta póstuma, el que fue su mentor, Carlos Castillo Peraza le reclamaba a Felipe su traición y la desconfianza que tenía hasta de su propia sombra.

Esta nueva batalla en el PAN desfondará todavía más la candidatura de Josefina Vázquez Mota en el estado de México. Ella  se ha dedicado a golpear a Delfina Gómez, algo que muestra su dependencia con el  PRI.

Be the first to comment on "LAS DISPUTAS PANISTAS QUE NO CESAN"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*