¿QUÉ LE OCURRE A PEÑA NIETO?

Jorge Meléndez Preciado

Los tiempos que vivimos son complicados, sin duda.

Mayo fue el mes más violento desde que hace 20 años se tienen registros de los crímenes en México: hubo dos mil 186 carpetas de homicidios dolosos. La coordinadora nacional antisecuestro, Patricia Bugarín, va a una reunión y los familiares de David y Miguel Ramírez le exigen  ya no más verborrea ni dilación, sino resultados acerca de  los jóvenes secuestrados hace más de cinco años.  Pemex tuvo las exportaciones más bajas desde 1990. Hay una revuelta en el PRI con el objeto de que las candidaturas no sean por dedazo. Y, para no alargar la lista de graves problemas que debe enfrentar el señor de Los Pinos, The New York Times publica  un reportaje de cómo el gobierno espía a periodistas, activistas  y defensores de derechos humanos. El trabajo, según Carlos Puig (Milenio, 23 de junio), estaba listo hace algún tiempo y desde entonces la administración peñista no se interesó por el asunto.

Luego de las malas aclaraciones de funcionarios medianos acerca de las intervenciones telefónicas , Peña Nieto se refirió al caso en Lagos de Moreno, Jalisco, diciendo que él mismo es espiado, incluso que le llegan mensajes que duda en abrir y que seguramente a mexicanos les enviarán textos falsos a nombre de Enrique. Todo para no explicar nada. Pero más adelante señaló: que se aplique la ley “contra aquellos que han lanzado falsos señalamientos”  exigiendo la intervención de las autoridades  (El País, 23 de junio). Es decir, ahora quiere criminalizar a quienes han sido fisgoneados en su privacidad, algo que en el caso de los periodistas es más grave ya que pueden saber no únicamente de sus investigaciones sino incluso de las rutas que van a llevar a cabo  en sus horas de trabajo.

Tiempo  después, Peña Nieto no sabía cómo enmendar el dislate, pues no  había leído un texto sino improvisado. Insistió que la investigación del espionaje debe hacerlo la PGR, que  en realidad es juez y parte en el caso.

Pero ese  22 de junio trajo a colación algo inverosímil en un mitin: Un beso que le dio en Jalisco una muchacha hace tiempo ¿Para qué ventilar tal cuestión? Imposible saberlo, ya que luego afirmó que lucharía por el progreso de la región (sic que consulta a Freud, Jung y Lacán). Extraños días presidenciales.

Be the first to comment on "¿QUÉ LE OCURRE A PEÑA NIETO?"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*