Nadie sabe para quien trabaja

Por: Martín Omar Aguilar

Tal parece que la corrupción y los fraudes en el Estado de México siguen a la alza, principalmente en Valle de Aragón, donde algunos vivales se aprovechan para estafar a las personas que de buena Fe compran y adquieren predios e inmuebles con el único fin de contar con algún patrimonio para ellos y su familia.

Como es el caso del Sr. Jesús de la Cruz García que compró un lote en avenida Valle del Don No. 19, colonia Valle de Aragón, tercera sección, municipio de Ecatepec de Morelos, Estado de México, que desde el 23 de octubre de 2014, se firmó el convenio en donde el comprador pagaría la cantidad total de 450 mil pesos a la Sra. Rosa Elena Martínez Pérez, dando un pago inicial de 100 mil pesos.

Posteriormente De la Cruz García le entregó a Noemí Guamero Saldaña 90 mil pesos y al esposo de ella, Juan Núñez Moro 15 mil pesos, dando un total de 205 mil pesos, cabe recordar que Guamero Saldaña es amiga de Martínez Pérez y luego que el comprador acudió a la oficina de inmuebles de Ecatepec, se supo que ese lote ya había sido vendido tres veces a otras personas con documentación falsa.

Al seguir investigando, se pudo constatar que Martínez Pérez cuenta con otro lote con domicilio en la carretera libre a Pachuca Km. 26, colonia el Sol de Ecatepec del mismo municipio y también lo ha revendido varias veces para seguir defraudando, siendo su modus operandi de pedir un anticipo a los compradores y para que todo sea legal les entrega documentación apócrifa como títulos de propiedad, escrituras e identificaciones en donde ella demuestra que es la única dueña.

Y para que sea más formal, Martínez Pérez los envía con un supuesto notario de nombre Noé Omar Rojas González, que se ostenta como abogado con número de cédula 5612512, que junto con su amante de nombre Maricela Pérez Paredes los cita en una oficina por San Cristóbal, Ecatepec y les cobra 70 mil pesos, con un anticipo del diez por ciento para escriturar y les entrega un comprobante falso por sus honorarios y luego desaparece.

Cabe señalar, que De la Cruz García levanto una denuncia en contra Martínez Pérez con No. De acta 1315/16 que desde enero de 2016 el ministerio público de San Agustín de nombre Basilio, no ha querido darle seguimiento, pese a que la acusada ha sido localizada con domicilio en Lindavista y al igual que Rojas González, tienen varias denuncias levantadas por fraude y extorsión en la misma Fiscalía, pero ninguna ha procedido por la complicidad del ministerio público y la juez que lleva el caso porque han sido comprados por estos pillos, ya que hay pruebas contundentes para encarcelarlos.

Por lo que el Sr. Jesús de la Cruz García solicita la intervención del gobernador, Eruviel Ávila del fiscal estatal, Alejandro Gómez para que estos servidores públicos sean removidos por actos de corrupción y de paso exigir justicia en contra de

Martínez Pérez y de Rojas González para que le sea devuelto el anticipo que dio, porque son los ahorros de toda su vida.

Y quien no sabe dónde esconder su cabeza, es el delegado en Tláhuac, Rigoberto Salgado, ya que a un día de que comparezca ante el pleno de la Asamblea Legislativa para que explique su relación que tuvo con el líder del cartel de Tláhuac, Felipe de Jesús Pérez Luna, alías el ojos, abatido por elementos de la Marina hace dos semanas y que ha cacareado que no conoce.

Ahora se sabe que algunos de sus integrantes que conformaban su organización criminal, laboraban en la delegación Tláhuac y estaban incluidos en la nómina desde hace tiempo, como fueron Betuel Beltrán Vázquez, quien trabaja como jefe de agua potable y es hermano de Edgar Beltrán, conocido como el primo Beltrán y era considerado el jefe de sicarios del ojos y era también escolta de Miguel Ángel Pérez Rodríguez, el MK, detenido el año pasado en Acapulco, Guerrero.

Otra de las integrantes del cartel de Tláhuac y quien también laboraba en la delegación es Lucy Beltrán Vázquez, hermana de Betuel y de Edgar, que fue contratada por la delegación el primero de agosto de 2013 como administrativa, al igual Cristián Salgado Pérez, sobrino del Ojos e hijo de Sara Pérez Luna y pariente del delegado, ingreso el primero de junio de 2016 a la delegación como Coordinador de Proyectos A y renunció el 31 de diciembre del mismo año, pero fue contratado el primero de junio de este año, renunciando el 30 del mismo mes, percibiendo un sueldo de 18 mil peos mensuales.

Actualmente Salgado Pérez está detenido por la policía capitalina, el día de los disturbios cuando la Marina abatió al Ojos, otros nombres que aparecen en la nómina de la delegación son Griselda y Arisele Cortés Gutiérrez, hermanas de Nancy Cortés, pareja sentimental del capo, lo curioso del caso es que Griselda ocupa dos plazas de trabajo por once meses, pero renunció el 15 de 2016 y en el segundo cargo la dieron de alta el 16 de enero de ese año, ocupando el capo de Jefa de Departamento del Centro de Servicios y Atención a la ciudadanía, con sueldos distintos de tres mil pesos a 10 mil 713 pesos.

En lo que respecta a Arisele fue contratada el primero de enero de este año y se desempeña como subjefa de oficina del Centro de Servicios y Atención Ciudadana con un sueldo de seis mil 73 pesos, siendo su hermana Griselda su jefa y cabe recordar que Rigoberto Salgado es investigado por la Contraloría del Gobierno de la CDMX, por lo que mañana que comparezca en la Asamblea Legislativa no tendrá un día de campo, además que al parecer tiene sus días contados.

Be the first to comment on "Nadie sabe para quien trabaja"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*