Y sigue la mata dando

Por: Martín Omar Aguilar

Tal perece que operadores de Uber y Cabify siguen haciendo base en forma irregular en los alrededores del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, ya que se tienen detectados cuatro sitios, donde tienen prohibido levantar pasaje pese a la restricción que tienen por tratarse de una zona federal.

Como se sabe los operadores de esos servicios no pueden subir pasaje al interior de la terminal aérea, mientras que el reglamento de la Ciudad de México, les prohíbe hacer uso de las calles para esperar pasaje.

Pese a ello, son cuatro los puntos en donde los choferes clandestinamente hacen base como son en Río Consulado y Oriente 37, Río Consulado y Avenida del Peñón, Boulevard Puerto Aéreo y Norte 25; así como Puerto Aéreo y Norte 13 y en algunos casos, las filas de vehículos que prestan el servicio vía aplicaciones para dispositivos móviles, son verdaderamente largas.

En varias ocasiones, las empresas concesionadas que brindan el servicio de taxi al interior del Aeropuerto capitalino denunciaron que este tipo de prácticas lo hacen con la intensión de modificar las leyes, desde la Cámara de Diputados, para permitir su labor al interior de la terminal aérea más importante del país.

Tras varias protestas de los operadores de taxi, el 15 de julio de 2015, mediante una edición vespertina de la Gaceta Oficial, el Gobierno de la Ciudad de México dio a conocer que el “Acuerdo por el que se crea el registro de personas morales que operen y/o administren aplicaciones y plataformas informáticas para el control, programación y/o geolocalización en dispositivos fijos o móviles, a través de las cuales los particulares pueden contratar el servicio privado de transporte con chofer en el Distrito Federal”.

Según el artículo séptimo incisos D y E hablan de la prohibición que tienen este tipo de vehículos, para hacer “base” como a la letra cita: d) No se permite hacer base o sitio a vehículos ni uso indebido de la vía pública, e) Los vehículos permisionarios deberán ser resguardados en el domicilio declarado por los operadores asignados.

De tal manera que al quedarse estacionados sobre la vía pública, los operadores de Uber y Cabify, incumplen con la normatividad y pueden ser objeto de sanciones por parte de la Secretaría de Movilidad.

Tal parece que el desorden de los locales que se encuentra en el Sistema de Transporte Colectivo (STC-Metro), porque ha acumulado millonarias pérdidas debido a que algunos locales comerciantes y kioscos no pagan la renta, tan solo los llamados tacos de canasta “DON LUCHO” debe 8 millones de pesos.

Pese a ser morosos, en los últimos años han obtenido indiscriminadamente Permisos Administrativos Temporales Revocables (PATRS), sin que les cancelen aquéllos en cartera vencida.

Quien tiene que poner en orden a los deudores es Roberto Azbell Arellano, Subdirector General de Administración y Finanzas del STC-Metro, pero, extrañamente, desde 2016, cuando asumió el cargo, no lo ha hecho y esto daña a las arcas del Metro, que requieren

con urgencia 30 mil millones de pesos para reparar todos los trenes, túneles, estaciones y vías, según ha dicho su director general, Jorge Gaviño.

Azbell Arellano, además de mostrar una conducta negligente, ha otorgado a Ricardo Tres palacios Levin, dueño de las taquerías “DON LUCHO”, y a otros empresarios, más permisos para instalar negocios en locales que pertenecen al Metro, pese a ser los principales inquilinos morosos.

Tan solo Tres palacios Levin –según consta en la solicitud de información Infomex No. UT/002833/2017–, mantiene un adeudo, de octubre de 2011 a la fecha, de 8 millones 29 mil 619.70 pesos por concepto de renta.

Y aunque los primeros permisos los obtuvo antes de la llegada de Azbell Arellano, éste debió obligarlo a pagar, o revocarle las concesiones y no otorgarle nuevas, conforme a la ley.

Por si fuera poco, los locales de “DON LUCHO” carecen de las condiciones indispensables de higiene y limpieza, requeridos por la normatividad para la venta de alimentos, lo que afecta la imagen de las instalaciones del Metro.

Otros permisionarios con adeudos y que continúan operando son: Staff y Servicios Corporativos, con 5 millones 940 mil 974.18 pesos; Marmitch, con un millón 41 mil 606.23 pesos, y Promotora Metropolitana de Negocios, con un millón 283 mil 740.49 pesos.

Desde el inicio de su gestión, el delegado morenista en Xochimilco, Avelino Méndez prometió brindarles a sus habitantes mejores servicios básicos a menos de la mitad de su gestión, la situación ha sido totalmente contraria, ya que baches en vías primarias y secundarias, falta de agua potable, inundaciones por falta de desazolve y drenaje, energía eléctrica y alumbrado público insuficientes, además de una actitud indolente de las autoridades delegacionales, así lo manifestó la líder antorchista en la zona de Xochimilco, Dalia Mendoza Márquez.

Debido esta situación tan difícil que atraviesan sus habitantes que están inconformes por la falta de soluciones del delegado Mendoza Márquez anunció que miles de xochimilcas marcharán hasta la jefatura delegacional para exigir soluciones.

También denunció que en la administración de Avelino Méndez tan solo en el año 2016 recibió 318 millones de pesos para obras y servicios y que de eso tuvo un subejercicio de 180 millones, según acusó la Asamblea Legislativa de la CDMX, motivo por el cual el delegado ha sido citado en varias ocasiones a rendir cuentas.

La marcha estará dividida en cuatro contingentes que partirán de los siguientes puntos: de la llantera en Nativitas, de San Lucas Xochimanca, del panteón de San Lorenzo y de Muyuguarda con destino a la delegación en busca de soluciones a sus sentidas demandas, por lo que esperan que algunos funcionarios los puedan recibir para darles alguna solución.

Be the first to comment on "Y sigue la mata dando"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*