OTRAS INQUISICIONES: Códice Florentino

Pablo Cabañas Díaz

El Códice Florentino, llegó a manos de la familia Médici en 1588 y ahora se encuentra en la Biblioteca Laurenciana de Florencia. Fray Bernardino de Sahagún comenzó a realizar investigaciones sobre las culturas indígenas en la década de 1540, utilizando una metodología que, en opinión de los estudiosos, es precursora de la técnica moderna en el campo antropológico. Sus motivos eran principalmente religiosos: creía que, para convertir a los nativos al cristianismo y erradicar su devoción a los dioses falsos, era necesario entender esos dioses y la influencia que tenían en el pueblo azteca.

 

Si bien gran parte de la cultura nativa le producía rechazo llegó a admirar muchas cualidades de los aztecas. Según lo que expresa en el prólogo al Libro I de su obra, los mexicanos eran considerados bárbaros, gente de muy poco valor; sin embargo, él consideraba que, en materia de cultura y refinamiento, estaban un paso adelante de  los españoles. Sahagún obtuvo la ayuda de dos grupos indígenas importantes: los ancianos (principales) y los estudiantes.

 

Los estudiantes nahuas interpretaban las imágenes y ampliaban las respuestas, transcribiendo fonéticamente el náhuatl con caracteres latinos. Sahagún luego revisaba el texto en náhuatl y agregaba su propia traducción al español. Todo el proceso llevó casi 30 años y finalmente se completó entre 1575 y 1577 con una copia nueva y completa del manuscrito preparado. Este manuscrito fue llevado a España por el fray Rodrigo de Sequera, comisario general de los franciscanos y partidario de la obra de Sahagún. Los 12 libros del códice se encuadernaron originalmente en cuatro volúmenes, aunque más adelante se volvieron a encuadernar en tres. La obra está organizada en dos columnas: a la derecha está el texto original en náhuatl y a la izquierda, la traducción de Sahagún al español. La mayoría de las magníficas 2 mil 468 ilustraciones, realizadas por los alumnos, están en la columna de la izquierda, cuyo texto es más corto. Las ilustraciones combinan los rasgos sintácticos y simbólicos de la antigua tradición nahua de pintura-escritura con las cualidades formales de la pintura renacentista europea.

 

Los estudios más recientes sobre tan valioso acervo, resultado de un convenio internacional suscrito en Florencia, en 2008, gracias a la investigación de Ida Giovanna Rao, publicada en las actas del convenio mencionado con el título Colors between two worlds (2011), libro publicado por Harvard University Press.

 

Una de las mil 200 páginas del Códice Florentino,en formato electrónico, el cual pertenece a la sección del fondo Medicieo Palatino (números 218-220), de la Biblioteca Laurenziana

 

Más tarde las publicaciones fueron tomadas a partir de sus textos hasta que en 1979 se publicó el primer facsímil de la editorial florentina Giunti, a petición del gobierno mexicano. A esta edición le siguen dos más, la más reciente publicada en 1999, pero en cuatro libros, como fue inicialmente proyectada.

Be the first to comment on "OTRAS INQUISICIONES: Códice Florentino"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*