Más cae un hablador que un cojo

Por: Martín Omar Aguilar

Tal parece que el quinto informe de Miguel Ángel Mancera, fue más bien una reunión de chismes de políticos, que un informe de un jefe de gobierno, pese a que el evento empezó con 20 minutos de retraso, algunos políticos como los líderes del PAN, Ricardo Anaya, de la banca perredista en la Asamblea Legislativa, Raül Flores y los delegados morenistas de Tlalpan, Claudia Sheinbaum y de la Cuauhtémoc, Ricardo Monreal.

Aunque se esperaba que este informe fuera distintos a lo de otros años, no hubo nada espectacular, ya que al momento de que Mancera iniciaba su discurso nadie interrumpió antes, durante y después de su quinto informe, al contrario todo fue aplausos y elogios al jefe de gobierno, ya que algunos militantes de otros partidos como fue el líder de la bancada perredista, Jorge Romero, quien lo elogió y le externó su admiración por su brillante gestión, pese a que algunos panistas no lo vieron con buenos ojos.

Mancera durante su discurso, hizo énfasis por el aumento de los 5 pesos al boleto del STC Metro en el 2013, por las contingencias ambientales que hubo en el 2016 ordenadas por la Comisión Ambiental de la Megalópolis por los altas índices de contaminación, que aunque su administración no tuve que ver, tuvieron que aceptarlo, pese a las molestias que le ocasionaron a los ciudadanos, el conflicto magisterial que derivó en un plantón en el Zócalo, pero que la fuerza pública evito que se instalaran, siendo de índole federal.

Por lo que tuvieron que trasladarla a Plaza de la República, con el riesgo de que algunos negocios de la zona pudieran quebrar, siendo que se les apoyo económicamente a algunos, pero sin evitar que otros quebraran, logro crear la primera constitución para la capital y registrar bajo derechos de autor las siglas CDMX que solo el gobierno capitalino cuenta con los derechos para ser explotados, entre otros.

Algunos dirían que Mancera sería como al estrella de su quinto informe, el que se llevó las palmas fue Monreal, ya que desde su llegada al recinto de Donceles fue vitoreado, ovacionado y saludado por algunos políticos, entre ellos Anaya, Raúl Flores, Romero, Santiago Creel y Sheinbaum, que para algunos morenistas les molestó que Monreal saludara a militantes de otros partidos.

Tras la polémica de la encuesta interna que dio a conocer Morena, donde le diera el triunfo a Sheinbaum, el zacatecano anunció su salida de ese partido para acomodarse en otro para ir por la candidatura a jefe de gobierno el próximo año, siempre y cuando realizaran un nuevo sondeo, por lo los morenistas que ya dijeron que no y se ve viable su salida.

Parecería que Mancera ya tuviera todo planeado desde su llegada, su estancia y su salida del recinto legislativo, no tuvo ni un solo rasguño y al contrario todo fue miel

sobre hojuelas para que en unos días renuncie al cargo para ir por la presidencia de la república, veremos en que termina todo.

Y a un mes de que se diera conocer el juicio político contra el delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado que legisladores de la Asamblea Legislativa llevaban a cabo para la remoción del cargo por los nexos que el morenista tuvo con el capo, Felipe de Jesús Gutiérrez, ayer el mismo Salgado presentó pruebas a su favor ante el presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea, Leonel Luna para demostrar que dichas acusaciones son falsas.

Acompañado de su abogado, Martín Celis, afirmó que este proceso atendía solo a cuestiones políticas, particularmente por las elecciones del 2018 para desplazar a morena y donde se cuenta que Salgado quiere ir por una diputación local, aunque esto solo es el principio de un largo juicio que podrá tomar hasta tres meses en caso de que el delegado pueda ser destituido.

Y si esto no fuera poco para Morena, diputados de oposición afirman que hay más procedimientos de remoción en contra de tres delegados morenistas, entre los que se encuentra, el de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, de Tlalpan, Claudia Sheinbaum y de Xochimilco, Avelino Méndez de acuerdo al presidente de la Comisión Especial Jurisdiccional de la Asamblea, Armando López Velarde.

Esto referente a que dichos delegados tienen en contra varios procesos legales, como es el de Méndez, que de acuerdo al Tribunal Electoral de la CDMX ha incurrido reiteradamente en desacato a resoluciones por no dar posesión a los comités electos de participación ciudadana.

En el caso de Sheinbaum, diputados del PRD quieren destituirla porque consideran que es ilegal que como servidora pública doble sueldo, uno como delegada y otro por la labor que desempeña en la UNAM como catedrática, ya que representa una violación a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

Y en el caso de Monreal, es por no acatar la sentencia de un magistrado laboral federal al no pagar un millón y medio de pesos a un ex trabajador de la delegación que ganó un laudo desde la gestión de Alejandro Fernández y que el zacatecano ha reiterado en varias ocasiones que no puede pagarlo por no contar con los recursos suficientes, ya que al hacerlo, dejaría a otras áreas de la delegación desprotegidas financieramente, incluyendo a los trabajadores sin sueldo, vaya drama morenista.

Y no solo personal de Comunicación Social de la PGR tiene broncas con la fuente de prensa, como lo es el coordinador, Jesús Nájera, igualmente pasa con la fuente de prensa de la policía federal, luego que colegas de varios medios se han quejado del malestar que causa la señora de limpieza que siempre está en la sala de prensa.

Tal parece que en vez de que la señora se dedique a realizar labores de intendencia, es la que manda en esa área, siendo que no es empleada de la corporación y solo

presta sus servicios como afanadora, ya que hace otras labores como apagar las computadoras de los reporteros que cubren la fuente sin previo aviso, a escuchar las conversaciones de los colegas, esto sin mencionar que ya le acondicionaron un lugar en la sala de prensa como si fuera jefa, ya que todo el tiempo se mantiene ahí sin hacer nada, siendo que no es su lugar de trabajo.

Esto ha provocado que algunos reporteros dejen de acudir a realizar sus labores periodísticas a esa sala, que para eso es, además de que se sienten incomodos por la forma en la que los trata esta señora sin que los encargados de la sala le llamen la atención o le asignen otro lugar de trabajo para que no entorpezca la labor de los reporteros, por lo que hacemos un llamado al Coordinador de Seguridad Nacional, Renato Sales y al Comisionado de la Policía Federal, Manelich Castilla Craviotto a que pongan orden y de paso a que desaloje a esta persona de ese lugar.

Be the first to comment on "Más cae un hablador que un cojo"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*