No tiene la culpa el indio

Por: Martín Omar Aguilar

Como lo habíamos comentado en este espacio la semana pasada, el destape de para las candidaturas, ya empezaron a fluir, pese a que falta medio año para las elecciones y aunque algunos candidatos y partidos políticos no quieren correr riesgos, ya empezaron con sus destapes.

En esta ocasión le toco al ex secretario de Hacienda, José Antonio Meade, que desde hace días ya se había pronosticado su salida de la dependencia para ser el candidato a la presidencia de la república por el PRI, pese a que muchos priistas están molestos con esta nominación, ya que fue por medio del dedazo presidencial como en los viejos tiempos del tricolor, cuando el presidente saliente elegía a quien lo sucedería en el cargo.

Luego que el presidente Enrique Peña les había ordenado a todo su gabinete a que se abstuvieran de renunciar a su cargo para buscar la candidatura del tricolor, a quien le dolió más fue al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, ya que era el más interesado en competir, igualmente al titular de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, que también quería competir, pero desde antes se abstuvo de hacerlo.

Otros priistas que están muy molestos son el ex gobernador de Sonora, Manlio Fabio Beltrones y el senador, Emilio Gamboa Patrón, que no están de acuerdo en que Meade sea el candidato a la presidencia, pese a que hace días el tricolor había abierto sus estatutos para que externos pudieran registrarse para competir por alguna candidatura.

Aunque Meade ya cuenta con experiencia en la administración pública federal, no tiene la suficiente fuerza para competir, pese a que ha estado como secretario de estado en dos sexenios distintos como son del ex presidente, Felipe Calderón y ahora con Peña, ambos como titular de Hacienda, pero falta ver si el PRI logra convencer a toda sus bases y recuperar algunas que se perdieron y se cambiaron de partido y conservar las que tiene, que se ve muy difícil de que lo logre.

Y donde no terminan las broncas es en la ya destartalada Procuraduría General de la República, ya que a más de dos meses de que renunciara su titular, Raúl Cervantes y se ve muy difícil de que el presidente asigne a un nuevo titular, porque el próximo año se creara la nueva Fiscalía General de la República, que la designación del titular estará a cargo del Senado de la República.

Los problemas en esa dependencia no acaban, ahora resulta que policías ministeriales federales enviaron una carta a los senadores para que se retirado de su cargo el subprocurador, Gilberto Higuera Bernal por el cobro de cuotas para controlar las plazas del narcotráfico en todo el país, aunque antes de Higuera Bernal está el segundo subprocurador, Martín Camberos Hernández que es el que ordena la asignación de los puestos clave en las distintas subprocuradurías regionales.

El que ejecuta las acciones es Higuera Bernal y designa a cada delegado en cada región, tiene que dar 500 mil pesos para que sean designados en cada puesto, por lo que este funcionario es el que cobra las cuotas a cada delegado y es quien les ordena a los policías ministeriales para que extorsionen a los detenidos por traficar armas, drogas y dinero en los territorios donde están designados.

Tal fue el caso, hace un par de meses, cuando antes del sismo, los elementos de Geo (Grupo Especial de Operaciones) se entraron vía radio de que un tráiler estaba lleno de cocaína y pertenecía al Cartel Jalisco Nueva Generación y se dirigía a la CDMX para abastecer al mercado de drogas, principalmente el Barrio de Tepito, lo atoraron en la carretera México Querétaro para trasladarlo a sus oficinas centrales en Legaría en lugar de la agencia del MP en el Estado de México.

La orden la dio el jefe de la policía federal, Vidal Díaz Leal, quien antes de llegar a las oficinas, desconecto las cámaras CCTV para que la droga fuera descargada en sus oficinas y desaparecer el tráiler, ya que de la droga ya no se supo nada, todo esto fue ordenado por Higuera Bernal y supervisado por el titular de la Agencia de Investigación Criminal, Omar Hamid García Harfush y aunque a la fecha se sigue investigando para encontrar dicho transporte, no se ha logrado localizarlo.

Tal parece que para el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera no le pinta bien su futuro político, pese a que en repetidas ocasiones deseaba ser el candidato por el Frente Ciudadano, integrados por el PRD, PAN y Movimiento Ciudadano, las posibilidades para que se le cumpla su deseo se le ven muy escasas.

Ya que lo más seguro es que los blanquiazules elijan a su propio candidato, entre los que figura su actual presidente, Ricardo Anaya, el descontento al interior de dichos partidos crece más, por lo que se ve muy lejana se concrete una coalición entre los tres partidos, llamado Frente Ciudadano.

Por lo que ya veremos en que acaba esta historia, mientras tanto en las oficinas del gobierno de la CDMX ya preparan un plan B en caso de que Mancera no sea el candidato, apoyar a otro candidato como es un independiente a la presidencia y es el caso del presidente de Telmex, Arturo Elías Ayub, yerno ce Carlos Slim, que aunque para algunos les resulta descabellada la idea, no lo es del todo mal, pero la real intención es llevar a un ciudadano a la presidencia, pero elegida por el presidente.

Be the first to comment on "No tiene la culpa el indio"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*