Nadie sabe para quien trabaja

Por: Martín Omar Aguilar

Luego de las festividades navideñas y de que algunos políticos están de vacaciones, principalmente los que ya buscan saltar de un puesto, además de lo que quieren seguir viviendo del erario público como son los morenos y que su fundador, Andrés Manuel López Obrador quieren seguir reciclando ex priistas, ex perredistas y hasta ex panistas, porque todos tienen cola que les pisen.

Como lo habíamos comentado la semana pasada en este espacio cuando mencionamos que algunos ex perredistas quieren seguir gobernando las delegaciones que antes lo hicieron como son Armando Quintero en Iztacalco, Víctor Hugo Romo en Miguel Hidalgo, Patricia Ruiz Anchondo para Venustiano Carranza, Francisco Chiguil en Gustavo A. Madero, etc., siendo que todos tienen un historial negro y pasado oscuro cuando fueron del PRD.

Ahora se suma el ex jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, quien desde la semana pasada llegó a la CDMX y se empezaron a avivar las broncas con su predecesor, Miguel Ángel Mancera por la corrupción que hubo en la construcción de la línea 12, la dorada, quien dejó un desfalco por más de 250 mil millones de pesos, siendo que los recursos eran federales, por lo que el gobierno federal levanto una denuncia a Ebrard por peculado.

Aunque Mancera ya afirmó que el ex jefe de gobierno no tiene pendientes con su gobierno y tal parece que el gobierno federal quiere desempolvar la denuncia que interpuso hace dos años en contra de Ebrard, todo parece indicar que nada está dicho y los ciudadanos comunes y corrientes nos seguimos preguntando hasta cuando se acabará esta corrupción y se haga justicia para que se meta a la cárcel a tanto político y ex servidor público corrupto, siendo que Morena agrupa a todos los políticos de esa clase y la gente lo piense dos veces para votar por ese partido.

Y si esto no fuera poco, otra que está a punto de hacer maletas y no precisamente porque se va de vacaciones, sino porque ya quiere dejar su cargo para emprender nuevos rumbos políticos es la delegada de Álvaro Obregón, María Antonieta Hidalgo, que empezando el próximo año ya deja esa demarcación para competir por una curul en la Asamblea Legislativa,

En su lugar quedaría el director jurídico, Emeterio Delgado García, que al igual que los anteriores también cuenta con un negro historial, ya que ha permanecido en esa demarcación por más de 10 años desde que el actual presidente de Gobierno de la Asamblea Legislativa, Leonel Luna ha sido delegado dos veces y es quien le ha tapado sus transas al guatemalteco.

Como se recordará Luna, fue quien puso a Hidalgo como delegada y aunque no gano legalmente en el 2015, dieron dinero para la compra de votos, ya que sino el triunfo habría sido para la ex perredista, Polimnia Romana, impulsada por el Verde y el PRI en ese entonces, además de que Hidalgo, no era nadie más que una simple

afanadora y era quien recogía la basura en las oficinas de esa demarcación, por lo que se le hizo fácil al guatemalteco poner a alguien fácil de manejar.

Y aunque Delgado García quedará al frente de esa delegación, seguirá haciendo de sus transas para seguir sobornando y amenazando a los constructores para que se les otorgue las licencias de construcción, porque no olvidemos que los habitantes de esa demarcación siempre han sufrido por el boom inmobiliario, ya que muchas obras violan el uso de suelo y están hechos de mala calidad

Por cierto, algunos comerciantes de tianguis en esa demarcación denuncian que su líder, Francisco Camela Saucedo y su seudo abogada, Emilia Coyol Torres se robaron el dinero que cobran cada año para la misa de fin de año y la fiesta y si esto no fuera poco, también denuncian que este nefasto tipo también los amenaza con levantarles el puesto sino pagan lo que les pide.

Ellos también denuncian que a dos semanas de que fue el día de la Virgen de Guadalupe y como cada año hacen si peregrinación anual, Camela Saucedo también se quedó con el dinero para la misa guadalupana y no pago a los grupos de músico que también habían contratado para el evento, que en este año sería en el balneario olímpico.

Pese a todo esto, ellos ya trataron de denunciarlo ante las autoridades correspondientes, pero no les hacen caso, porque el Ministerio Público les dice que no hay delito que perseguir y por falta de pruebas, por lo que también Camela Saucedo los amenaza con golpearlos si lo vuelven a denunciarlo, ya que entre la gente que tiene a su alrededor son delincuentes y asaltantes, quienes se encargan de hacerles el trabajo sucio.

Be the first to comment on "Nadie sabe para quien trabaja"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*