SIN LÍNEA: Infonavit y sus unidades “fantasmas”: Zumpango, líder en trastupijes

José SÁNCHEZ LÓPEZ

UNA millonaria estafa resultan las unidades habitacionales, llamadas también fraccionamientos o hasta complejos residenciales, que proliferan en todo el Estado de México, principalmente en Zumpango.

En derredor de este municipio hay un promedio de 15 de estas unidades que fueron mal proyectadas, entre las que figuran:

Las Plazas, Paseos de San Juan, San Bartolo, Encinos, Villas de la Laguna, La Trinidad, El Nido, Sauces 1 y 2 y Santa Cecilia, entre otras.

En los límites de éstas dos últimas, hay una unidad a la que la misma gente llama “Los Olvidados”, porque carece de toda clase de servicios.

Esas unidades son resultado de la compra de rancherías, a precios irrisorios, a los propietarios, algunas veces de manera forzada.

En la estafa, participan funcionarios del municipio que otorgan indiscriminadamente los permisos para que inmobiliarias como GEO, HOGARES UNION, HOMEX, JAVER, SANTA FE y otras, construyan lo que al paso del tiempo será sólo un fraude.

Ese gran engaño no sería posible sin la participación de funcionarios del INFONAVIT, cuyo titular es DAVID PENCHYNA GRUB, que compra las viviendas a las constructoras y después se las endilga a quienes, con justo derecho, aspiran a tener un patrimonio.

Las mensualidades pocas veces resultan accesibles, pues las hay hasta de 5 mil pesos, cantidad que no percibe un obrero o empleado con el sueldo mínimo.

No hay fuentes de empleo y por lo mismo, la gente tiene que trasladarse a otros sitios para conseguir trabajo.

Entre pasaje y comida, el gasto mínimo es de 150 pesos diarios y si el salario  mínimo es de 88 pesos con 36 centavos ¿entonces…cómo?

En ninguno hay mercado, iglesia o algún templo de culto, en unos hay escuela secundaria, pero no hay preparatoria, o a la inversa.

Hay un enorme baldío, de 4 kilómetros de largo por medio de ancho, entre Las Plazas y Encinos, donde habría plazas comerciales, gasolineras y grandes negocios, según las constructoras, por el que tienen que cruzar obligadamente los estudiantes, pues mientras que en la primera hay preparatoria, en la segunda no hay secundaria.

En las mañanas o ya entrada la tarde noche, los asaltos a jovencitos son frecuentes.

Recurrir a los cuatro policías particulares de la administradora es inútil, pues fácilmente son apabullados por los delincuentes que los superan en número. Si se le ocurre a alguien llamar a la Policía Municipal o Estatal, resulta peor.

Para que se dé una idea de la clase de policías que hay en Zumpango y en el Estado de México, desde luego con sus honrosas excepciones, fueron muchos de ellos los que participaron en los saqueos del pasado 5 de enero.

Un video muestra al menos tres patrullas atiborradas de pantallas y de artículos electrónicos, que robaron de una tienda de autoservicio. Sus superiores dijeron que la mercancía “la llevaban al Ministerio Público”.

Hay dos centros de salud con un solo doctor para atender a los más de 30 mil habitantes de los fraccionamientos.

En el caso de Las Plazas, hay una administradora llamada, irónicamente, Bienestar que, en teoría, debería de hacerse cargo de la seguridad, el alumbrado público, la limpieza, el cuidado y el mantenimiento de áreas comunes, algunas de las cuales están sin alumbrado desde hace más de 3 años.

El tema de la seguridad no es alarmante, no, es grave.

Los asaltos en los autobuses de la única línea que tiene el monopolio del transporte, llamada ELITE y que no permite, inclusive a sangre y fuego que entre otra ruta, son cotidianos.

Los atracos a plena luz del día en las unidades son comunes.

Todo ello ha provocado que mucha gente prefiere abandonar su casa, perderla, a seguir viviendo en esas condiciones, lo que ha ocasionado que haya más casas deshabitadas que ocupadas.

En Las Plazas hay en total 5 mil 670 viviendas y si hay habitadas 2 mil, son muchas.

Las que quedan solas, son vandalizadas, saqueadas totalmente.

La falta de vigilancia y el abandono es tal, que el pasado año fue dejado, en una de esas casas, el cuerpo sin vida de un jovencito asesinado a golpes. El crimen permanece impune.

Ni el municipio, a cargo de ENRIQUE MAZUTI DELGADO, ni el estado, gobernado por ALFREDO DEL MAZO MAZA, hacen nada solucionar los problemas, por lo que la gente termina por emigrar y esos puntos acaban por convertirse en “Unidades fantasmas”.

Y, lo peor, siguen construyéndose ese tipo de engendros con el beneplácito de las autoridades***TODA CAUSA SOCIAL COMIENZA COMO MOVIMIENTO, SE CONVIERTE EN NEGOCIO Y TERMINA EN FRAUDE.***AU REVOIR.

Be the first to comment on "SIN LÍNEA: Infonavit y sus unidades “fantasmas”: Zumpango, líder en trastupijes"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*