El llamado

Por: Vladimir Galeana Solórzano

Un gran logro de nuestra democracia ha sido sin lugar a dudas la independencia de algunos hombres y mujeres que decidieron romper con el monopolio de los partidos políticos y aventurarse a buscar el apoyo de la gente para competir por los distintos cargos de elección popular.

No ha sido una circunstancia fácil por la renuencia de los legisladores partidistas para entrar a esa nueva fase de la democracia mexicana, pero a fuerza de tesón y de ganar el debate en los medios, es que se logró derribar el monolítico monopolio del sistema de partidos.

Hoy el independentismo está en todos lados, y hombres y mujeres de todos los orígenes sociales y de todos los lugares del país iniciaron una nueva etapa revolucionaria para que la gente entienda que los atavismos democráticos de quienes detentaron el sistema de partidos, y que al final se convirtió en negocio de unos cuantos, tendrían que quedar como una simple referencia del pasado democrático de la nación. El avance es inédito, y su naturaleza desde luego otorga nuevos bríos a la democracia mexicana.

Hasta ahora son tres los que han alcanzado la posibilidad de competir por la Presidencia por la vía independiente: Armando Ríos Piter, Jaime Rodríguez Calderon y Margarita Zavala, y solamente les falta la certificación final que de sus firmas realice la autoridad electoral para la obtención del registro que le dará legalidad a esa figura, a la que durante mucho tiempo se negó el reconocimiento en nuestra incipiente democracia.

Pero también la fiebre del independentismo logró permear hacia abajo, pues ahora tenemos a Xavier González Zirion como candidato independiente al Gobierno de la Ciudad de México, y quien encabeza a esa nueva corriente del independentismo en la lucha democrática por las alcaldías en la capital de la república, y una larga lista de los otros cargos de representación popular. Sin lugar a dudas esta circunstancia llegó para quedarse en la democracia mexicana.

La pregunta obligada es; ¿y qué sigue ahora? Y el primero que busca establecer un camino en esta empresa que por novedosa no cuenta con antecedentes que le otorguen viabilidad, es Armando Ríos Piter, quien ha sido diputado y senador, y uno de los hombres más queridos en su natal Guerrero, y quien diera una muestra de congruencia y honestidad cuando el PRD le pidió que negociara con Ángel Aguirre para que pudiera ser gobernador, a lo que desde luego se negó.

Armando Ríos Piter hizo un llamado a Margarita Zavala y a Jaime Rodríguez Calderón a conformar una plataforma común rumbo al proceso electoral del 1 de julio, sabedor de la poca presencia de los independientes para alcanzar el triunfo, pero a la vez con el propósito de conformar una plataforma común y lograr una candidatura independiente única que les otorgue posibilidades reales. El llamado está en la mesa, y me parece que es una oportunidad histórica de cambiar definitivamente al sistema político mexicano. Al tiempo.

Be the first to comment on "El llamado"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*