Sendero Político: Los patos le tiran a las escopetas

Poncho Martínez el falso profeta

Por: José Cruz Delgado

Muchos saben que se quedarán en el camino en busca de una candidatura a un puesto de elección popular, se frustrarán y aumentará su resentimiento hacia sus respectivos partidos y culparán a sus dirigentes estatales de no haber sido elegidos aunque sabían de antemano que eran pocas sus oportunidades.

Eso sucede en todos los partidos políticos y en el PRI no es la excepción, pues se escuchan muchas voces inconformes, sobre todo de aquellas que ya saben que se quedaron en el camino pero que no dan la cara, simplemente hablan para que corran los rumores porque muchas de esas voces no tienen liderazgo ni fueron respaldados por alguna pandilla política, y si lo tuvieron y no fueron elegidos, es lógico que lanzaran todo su veneno contra las dirigencias.

Pero antes de los procesos internos, todos hablaban bien de sus líderes, eran lo máximo, se desvivían por ellos con la esperanza de ser favorecidos con una candidatura, entonces sí había unidad, entonces sí eran incluyentes, hoy son factores de división interna, según ellos.

Estas voces acusadoras no son otra cosa más que el producto de su frustración, incluso hasta pedirán la renuncia de sus dirigentes, pero son tan cobardes que son incapaces de enfrentarse con ellos y desprestigiar a sus propios partidos, prefieren tirar la piedra y esconder la mano al no lograr sus fines personales o de grupo.

De esos canallas hay por doquier y no deben quitarles el sueño, las dirigencias nacionales saben perfectamente quien es quien, y tanto en el PRD, PAN, PRI, PVEM, principalmente, surgirán esas voces anónimas pidiendo la remoción de sus respectivos líderes.

Quienes atacan a sus líderes son los desleales, los traidores, los frustrados, los que siempre han buscado una posición policía y no la han logrado por falta de apoyos ciudadanos. Los institutos políticos deben hacer investigaciones y dar con ellos y ser expulsados de inmediato ¿no cree usted?

Ahora resulta que los patos le tiran a las escopetas.

El cinismo de Poncho Martínez no tiene límites

Los morelianos se preguntan ¿en dónde está la seguridad que tanto pregona el nefasto alcalde independiente Alfonso Martínez Alcázar?

La ola de asaltos bancarios está imparable mientras el Zar de los negocios que cobra como presidente municipal de Morelia asegura que ha bajado la inseguridad, tratando de engañar a los morelianos para que vuelvan a votar por él en su intento por reelegirse.

Afortunadamente la sociedad moreliana abrió los ojos y aunque tarde, descubrió el engaño de este falso profeta que dio a sus votantes espejos por oro, sí, este ex panista que ofreció el paraíso a los morelianos y los llevó al infierno.

El también llamado Virrey de Morelia, cínicamente pedirá que vuelvan a  votar por él porque siente que es el salvador, pero se llevará una gran sorpresa cuando vea los pichurrientos resultados en los próximos comicios. Los morelianos le van a cobrar muy cara la factura por sus mentiras y falsedades y cavará su tumba política.

Be the first to comment on "Sendero Político: Los patos le tiran a las escopetas"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*