DE LA NIEBLA a la era de la nube

La industria informática china sigue sorprendiendo al mundo

Por QIU XIAOQIN*

Nuevos modelos de negocios y empleos han surgido en la era de Internet. La construcción de una “China digital” ha abierto las puertas a servicios gubernamentales, empresariales, financieros, entre otros, en diversos aspectos de la vida cotidiana. Yan Liang, gerente general del departamento de productos de servicios digitales del Grupo Langchao (Inspur, en inglés), ha trabajado intensamente en los últimos 20 años. Es un veterano de la industria informática de China, que ha dirigido su equipo con profesionalismo, innovación y excelencia.

El gigantesco sistema de servicios digitales

Langchao, una de las primeras marcas de la industria informática de China, produjo la primera microcomputadora, el primer buscapersonas (mensáfono o beeper) en chino, el primer miniordenador, la primera computadora de alta gama de 32 MB, el primer disco de almacenamiento masivo a nivel PB (petabytes), el primer sistema K1 de aplicaciones host y lideró el desarrollo del sector de la industria informática del país.

En 2010 planteó la estrategia de la nube y Yan Liang, con un equipo de pocas personas, estableció y perfeccionó la línea de productos de servicios digitales, y completó la disposición general del centro de computación en la nube de China. “Durante los primeros tres años tuvimos un período de incubación porque conocíamos la nube, pero no la entendíamos, especialmente sus funciones. Estábamos en la niebla”, recuerda.

En 2011, Langchao firmó un acuerdo de cooperación estratégica con el gobierno municipal de Jinan. Sin normas ni regulaciones pertinentes, el equipo de Yan, de menos de 60 personas, estableció en 2014 el Centro de Computación en la Nube de Cuarta Generación de Langchao, el mayor de su tipo en Asia. Actualmente, mantiene su sede en Jinan con una superficie de 21.600 m2, proporciona seguros y servicios digitales estables al gobierno de la provincia de Shandong y a las empresas. El diseño de control y supervisión, incluido 9 puertas de seguridad y monitoreo por las 24 horas, proporciona un fuerte apoyo.

Yan reconoce que este nuevo modelo de negocio no es igual a los de antes. El centro no es solo una habitación o un sitio de almacenamiento de datos, es una nueva instalación infraestructural para la sociedad. Incluye datos gubernamentales, empresariales y personales. Cualquier problema puede impactar en la sociedad, por lo que deben “estar siempre en línea”, lo cual es un desafío. “En los últimos años, la parte medular de mi trabajo ha sido la construcción de la línea de productos de servicios en la nube. Soy el responsable del enorme sistema de la línea de productos”, expresa Yan. Para proporcionar servicios en la nube, debe disponer y garantizar servicios a los usuarios de todo el país.

La construcción, disposición y recursos del centro de datos son el primer paso, y el elemento primordial reside en la investigación y el desarrollo de los productos. Yan otorga especial importancia al desarrollo de la plataforma de servicios, a la investigación y el desarrollo de productos especiales, como los dedicados al sector empresarial. En ese sector le otorgan mayor importancia a la capacidad de servicios en la nube, a sus facilidades de uso y tienen considerables requisitos para la disponibilidad de servicios.

A lo largo de los años, ha dirigido el equipo y completado la investigación y el desarrollo del software de la plataforma de asuntos gubernamentales y públicos. Para garantizar la calidad de los servicios, aboga por una actitud de “cero tolerancia” a los problemas y errores, y ha realizado en la nube empresarial la integración continua y la publicación de escala de grises para la actualización ininterrumpida de las operaciones, sin afectar las gestiones de los clientes. Esta práctica es como “cambiar la rueda mientras conduces el coche” y “estar siempre en línea” con Langchao.

Después de muchos años de exploración y práctica, su empresa ha establecido 50 centros de computación en la nube en todo el país. Con la intención de resolver a tiempo los problemas, Yan siempre está de viaje, trabaja por la noche en el hotel y convoca a reuniones virtuales mientras cena. La dedicación, el énfasis en la I+D y la innovación han permitido a Langchao estar al ritmo de los tiempos. “En el muy competitivo sector de la industria informática, cada nueva tecnología y cada actualización es el fruto del trabajo en equipo”, indica.

Espíritu indeclinable

El equipo de Yan Liang se ha convertido en una empresa con 1000 empleados subordinados al Grupo Langchao. El esfuerzo mancomunado garantiza mejores soluciones en la nube. El sistema tiene ocho categorías con 107 tipos de servicios como computación, almacenamiento, seguridad, inteligencia artificial, servicios de gestión, entre otros. Durante cuatro años consecutivos ha ocupado el primer lugar en el servicio gubernamental del país.

Según Yan, dentro del sistema de productos digitales de Langchao, y en comparación con otros proveedores de servicios en la nube, la seguridad del servicio, la inteligencia artificial y el servicio de administración son los productos típicos de su empresa. En cuanto a la seguridad, aparte del estricto sistema y los diversos productos, Langchao se ha enfocado especialmente en la protección de los usuarios gubernamentales, con el servidor de seguridad en la nube, el detector del número de cuentas, etc. El servidor que ofrece los servicios de seguridad en la nube es un módulo incorporado sobre la base del servidor tradicional y combinado con la demanda de las operaciones gubernamentales. Su intención es fomentar la capacidad de seguridad y proteger el sistema de detección del número de cuentas, el primero de su tipo en el país que es capaz de detectar el robo de contraseñas y solicitar su cambio.

“En cuanto a la inteligencia artificial, la nube de Langchao combina la capacidad analítica de grandes volúmenes de datos, ha desarrollado productos con funciones de autoaprendizaje y mejorado la asistencia hombre-máquina durante el trabajo. En cuanto a la administración, proporciona servicios completos en el ciclo de operaciones, desde el planeamiento, la construcción, la operación y el mantenimiento. Además, basado en la experiencia en el servicio digital gubernamental, ha establecido diversos sistemas administrativos y operativos destinados a ayudar a los clientes gubernamentales a coordinar el proceso de administración informática bajo el modelo de nube”, menciona Yan. En el enorme sistema de productos en la nube de Langchao, hay innumerables patentes y renovaciones tecnológicas.

02

“La nube es una infraestructura básica de la nueva época, y el principal campo de batalla de las innovaciones”, señala. Dada su extensión por todo el país, viajar, trabajar horas extras y tener reuniones intensas forman parte del trabajo de los miembros del equipo. “Siempre estar en línea” es el objetivo principal del servicio en la nube de Langchao. Yan viaja frecuentemente a diversos lugares del país para negociar proyectos de cooperación. Es un viajero que trabaja en la nube.

La filosofía de Langchao es la dedicación y el arrojo. Ante la rápida evolución y competencia feroz del servicio en la nube, no se admiten indecisiones ni negligencias. Con el liderazgo de Yan, el equipo tiene claras sus responsabilidades y funciones, por lo que el reforzamiento de la coordinación contribuye a la actualización del nivel de los servicios de dicha empresa.

Trabajar sin descanso

Yan señala que la principal novedad es que el servicio empieza con la entrega del producto al usuario y que el seguimiento es lo más importante. Recuerda que cuando dirigió un equipo experimentado en la elaboración de un proyecto para una empresa, después de entregarlo, todavía consideraba que existían posibilidades de continuar actualizándolo. El equipo hizo un seguimiento a largo plazo para realizar investigaciones más profundas sobre las necesidades del cliente, enriquecer las funciones del producto y sus servicios, desarrollar funciones únicas y elevar su competitividad. El servidor en la nube más seguro ha sido desarrollado de esta forma.

“Nos gustaría que no llegase el día del fin del servicio y trabajar siempre como una máquina perpetua”, enfatiza Yan. El centro de datos en la nube es indetenible, incluso en los días festivos los miembros del equipo tienen que trabajar de forma continua.

Los diversos certificados, patentes y medallas que cuelgan en el pasillo del Centro de Computación en la nube de cuarta generación de Langchao demuestran el gran esfuerzo del equipo de Yan a lo largo de estos años. Bajo su liderazgo, gracias al apoyo de sus colegas y a la entrega del personal talentoso de la empresa, el sector de la industria informática de China seguirá sorprendiendo al mundo.

*Qiu Xiaoqin es reportero de Gmw.cn

Be the first to comment on "DE LA NIEBLA a la era de la nube"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*