OTRAS INQUISICIONES: Fox y Meade

Pablo Cabañas Díaz
Los cambios entre partidos políticos el llamado “chapulineo” no  va explicar el resultado de la contienda presidencial del 2018, pero añade una de sus múltiples explicaciones: la del cambio en el balance partidista del electorado mexicano. La transformación partidista se vio acompañada de una realineación de los panistas con el PRD y Movimiento Ciudadano, que se  posicionaron del centro hacia la derecha del espectro ideológico”. Dichos cambios implican, que la lealtad  partidista  no esta del todp arraigada en importantes segmentos de la sociedad mexicana. Los patrones de cambio partidistas  hasta ahora indican que la elección de 2018  tuvo una dinámica muy distinta a la de 2012.
Si en México hay una tendencia al declive  del PRI en elecciones futuras o si 2018 tuvo una fluctuación pasajera, más que un cambio sostenido  pronto lo sabremos. El PRI llegó con una presencia debilitada en el ámbito nacional, los tricolores  son quienes más han desertado y su candidato presidencial fue quien más   buscó el reconocimiento de figuras del PAN. El ejemplo más significativo el pasado  16 de mayo del 2018, fecha en la que José Antonio Meade Kuribreña, candidato de la coalición “Todos Por México”, imaginara  que una foto junto al panista Vicente Fox Quesada,  significaba el apoyo del ex presidente de México. Este apoyo  duro poco ya que Fox   decidió regresar a sus orígenes y recibir en el Aeropuerto de la Ciudad de México (AICM) el pasado 8 de junio  al candidato Ricardo Anaya Cortés, abanderado de “Por México al Frente”.
La reunión se dio a conocer luego de que Fox Quesada lanzara un video en sus redes sociales un mensaje en el que exhortaba a sus seguidores reflexionar sobre el sentido de su voto el próximo 1 de julio y en la que hace un exhorto a no votar por Andrés Manuel López Obrador. “Piensa en nuestro país, piensa en nuestros hijos. Hay buenas opciones, no puede ser López. ¿Cómo que por López? Piénsala bien. Es México, es nuestro querido México, es nuestro querido hogar, es la casa de nuestros hijos…¿Cómo que por López?”, se le escucha decir en la videograbación.
 “¿Usted va a apoyar al candidato del PRI? ¿A pesar de que usted luchó en su carrera duramente para sacar al PRI del poder?”, le preguntó el periodista Jorge  Ramos a Fox.
“No lo entiende casi mucha gente…hasta yo…Yo estoy apoyando a dos candidatos: Anaya y Meade”, respondió Fox. “Estoy en contra del populista, del demagogo, del que está engañando a los mexicanos, del que nos está recetando el mismo tipo de campaña que hicieron Hugo Chávez y todos los populistas de América Latina”, dijo entonces el ex Presidente.
El siete de abril de 2018,  la  revista Proceso adelantó que Fox analizaba dejar a José Antonio Meade Kuribreña y otorgar su apoyo a Ricardo Anaya Cortés. El texto “Fox se apresta a traicionar a Meade”, del reportero Álvaro Delgado, señala que Fox dará su apoyo al candidato de Acción Nacional (PAN), “partido del que renegó pese a que en 2000 lo llevó a la Presidencia de la República’’.
La información fue obtenida por el periodista a partir de una entrevista con Rubén Aguilar Valenzuela, quien formó parte del Gobierno de Fox.  Valenzuela aseguró que se reunió con el ex Presidente y lo convenció de que Anaya era el único candidato que puede derrumbar la victoria de Andrés Manuel López Obrador, candidato del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).
Ante esta realidad Andrés Manuel López Obrador, candidato a la Presidencia por la coalición ‘Juntos Haremos Historia’, señaló que, si Fox  no quiere perder su pensión como exmandatario, Vicente Fox hace bien en apoyar a José Antonio Meade o Ricardo Anaya. “Anda alebrestado, que agarre la matraca, que apoye a Meade o a Anaya. Ya me está haciendo caso. Ayer ya fue a echarle porras a Anaya. ¡Vas bien, Fox. Ahí la llevas! Apúrense porque ya se está acabando el tiempo. Este arroz ya se coció”,  señaló el pasado 9 de junio López Obrador en su mitin en Pichucalco, Chiapas.
El propio  ex presidente aniquila  con sus expresiones a sus dos candidatos al  mencionar que considera que Meade es uno de los candidatos más preparados; sin embargo, la imagen del PRI no le beneficia “al ser una marca rechazada por el pueblo de México”; por su parte considera que Anaya es “un hombre inteligente y preparado”  pero le  falta experiencia y edad para ser presidente de la República.  Como dicen en el rancho de Fox: “no me ayudes compadre”.

Be the first to comment on "OTRAS INQUISICIONES: Fox y Meade"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*