Rechazo al doble remolque

Por: Martín Omar Aguilar

Durante una conferencia de prensa, el Partido Nueva Alianza (NA) rechazó la circulación de los vehículos con doble remolque -que cada año provocan alrededor de mil muertes y demandó un periodo ordinario de sesiones en la Asamblea Legislativa de la CDMX para retomar y dar trámite a la iniciativa que existe en ese órgano, y que el Congreso federal haga lo propio.

Así lo informaron el dirigente nacional, Luis Castro; el diputado Juan Gabriel Corchado, actual presidente de la Comisión Permanente de la Asamblea Legislativa de esta capital; Héctor Gandini, candidato a diputado local; Purificación Carpinteyro, aspirante a Jefa de Gobierno de la CDMX, y Eduardo Achach, candidato a senador por esta capital, todos del partido turquesa.

Castro señaló que la iniciativa que hizo Corchado ante el pleno fue atinada, pero cuando legisladores responden a los intereses económicos, se alejan de la ciudadanía y advirtió que NA Alianza mantendrá la lucha tanto en la Ciudad de México, como a nivel nacional y recordó que desde el 26 de octubre del 2016, hubo consenso en la ALDF para hacer una modificación al Reglamento de Tránsito para prohibir dentro de la capital del país circulación de los vehículos con doble remolque o que excedan las medias máximas que ha provocado en la CDMX.

Corchado aseveró que diario se pueden observar no sólo los dobles remolques, sino también los transportes llamados de doble salchicha, que transportan algún tipo de sustancia química que atentan de manera indiscriminada contra la seguridad de la ciudadanía, a pesar de la política gubernamental para evitar que circulen durante el día. Advirtió que está reimpulsando el tema en la Asamblea Legislativa, toda vez que los diputados lo son hasta el último día de la actual legislatura.

Por su parte, Héctor Gandini, candidato a diputado local por el distrito 15, mencionó que los accidentes provocados por los transportes con doble remolque causan anualmente alrededor de mil muertes, además de cientos de personas que quedan con lesiones diversas, y cientos de operadores que se encuentran actualmente en reclusorios.

Señaló que desde septiembre del año pasado, han muerto alrededor de 112 personas como consecuencia de la violencia política que se vive en el país, mientras que los doble remolque causaron en el mismo lapso 622 víctimas fatales y comentó que en los dos últimos años se ha reunido con muchos representantes de transportistas, quienes le han dicho que están de acuerdo en que se prohíban los vehículos con doble remolque.

Durante su intervención, la candidata a Jefa de Gobierno, Purificación Carpinteyro, dijo que no solo apoya vigorosamente la prohibición a los dobles remolques, sino que está en favor de que todo el transporte de mercancías que llega a la CDMX

descargue en estaciones de transferencia que se ubicarían en las afueras de esta capital.

Añadió que además constituyen un factor importante en la complicación de la movilidad en la ciudad, la generación de contaminación ambiental por los constantes problemas de vialidad que generan, y la destrucción de la cinta asfáltica.

Por su parte, Eduardo Achach, candidato a senador por la CDMX, recordó que esta capital no está planeada ni preparada para que circulen en sus calles los transportes con doble remolque y citó el caso de la avenida Toluca, que durante años fue destruida en su cinta asfáltica y su movilidad por la constante circulación de este tipo de camiones.

Luego del tercer debate entre los cuatro candidatos restantes, para la mayoría de las personas que lo miraron fue peor que un chisme de vecindad, porque pese a que fue el tercer y último debate, más que propuestas solo hubo ataques entre los mismos candidatos y aunque todos se declararon ganadores, de acuerdo a los usuarios de las redes nacionales el más sensato y ganador único fue Jaime Rodríguez, alías el Bronco.

El formato del debate no fue el adecuado para este último, que debería de haber sido más enriquecido, ya que todas las preguntas que se les plantearon a los candidatos fueron recabados por los usuarios que formularon a través de las redes sociales y aunque algunos contestaron las preguntas de los televidentes nadie fue capaz de dar una respuesta concreta y convincente.

Por un lado y quien inicio el debate fue el candidato por la coalición por México al frente, Ricardo Anaya, quien arremetió contra el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador por empresarios de dudosa reputación, además de rodearse de políticos corruptos como son el ex priista, Manuel Bartlet y del líder sindical de los Mineros, Napoleón Gómez Urrutia, además de que supuestamente el tabasqueño ya pactó con el presidente, Enrique Peña Nieto y con el PRI para perdonar a los corruptos.

Pero lo más delicado, fue cuando dijo Anaya, que por la ola de calumnias que han le llovido en su contra, que a Peña y a Meade los meterá a la cárcel por corruptos en caso de ganar, que esto además de costarle la presidencia, le puede costar su libertad, porque en caso de que se le compruebe su participación por el delito de lavado de dinero por la compra de varias naves industriales en Querétaro con el empresario, Manuel Barreiro.

Luego de que empezó a circular un segundo video en las redes sociales, donde aparece completa la conversación de una reunión que sostuvo el empresario, Juan Barreiro y la empresaria argentina, María Ordoñez Silva en Madrid, España, donde aparentemente pactan la planeación de la compra de un terreno en Querétaro para posteriormente hacer arreglos cuando termine la jornada electoral y donde señala

Barreiro a la empresaria que en caso de ganar Anaya gozara de grandes privilegios para invertir en México,

Por su parte, López Obrador arremetió contra Anaya y Meade al decir que ya no les queda tiempo para pactar en caso de que le quieran ganar, lo malo para el peje es que en ningún momento hizo propuestas serias y sólo se limitó a decir que desaparecerá algunas reformas como es la educativa porque atenta contra los maestros y hará una nueva sin afectar los intereses laborales de los maestros.

Para el candidato de la coalición Juntos por México, José Antonio Meade, tanto ataco a Anaya como a López Obrador, al hacer referencia que por un lado el panistas cuenta con una demanda penal por lavado de dinero y contra el tabasqueño por querer pactar con delincuentes al perdonarlos desaparecer algunos programas sociales como el seguro popular que no ha servido de mucho, cuando realmente ha beneficiado a más de 3 mil millones de mexicanos desde hace más de diez años.

Y el Bronco, solo limitó que él no tiene compromisos con ningún partido político, por lo que las propuestas de sus demás adversarios carecen de sustentabilidad y siguió con su propuesta de mocharle las manos a los corruptos y que ya no se trata de que al pueblo se le siga dando asistencialismo barato, más bien se trata de crear nuevos y buenos empleos con mejores salarios, por lo que este último debate fue muy desangelado y aburrido.

Be the first to comment on "Rechazo al doble remolque"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*