Del plato a la boca

Por: Martín Omar Aguilar

Luego del triunfo abrumador del morenista, Andrés Manuel López Obrador, los partidos que participaron en la coalición, Juntos Haremos Historia, integrados por el Partido del Trabajo (PT) y del Partido de Encuentro Social (PES), que junto con Morena fueron los ganadores, aunque de acuerdo del presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, sin que hubiera una coalición Morena por sí sola, arrasó con todo, siendo que el PES corre el riesgo de perder su registro.

Aunque lo ideal sería que existieran menos partidos políticos, tal parece que algunos prefieren seguir siendo mantenidos con el erario, pese a que la sociedad le cuesta mantener a estos parásitos, que sin que aporten algo al país, solo generan gastos onerosos, además de que a sus presidentes solo los usan como negocio propio, tal es el caso de Hugo Erick Flores, presidente del PES, que pese a que ya perdió su registro para desaparecer, abogados de Morena lo asesoraran para que deje de existir.

El mismo caso suceso con el PTM que hace dos años ya había perdido su registro por las elecciones del 2015, donde, no alcanzó el 3 por ciento que marca la Ley Electoral, pero el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación lo resucito con el pretexto de que hubo anomalías el proceso de extinción y ahora se vanagloria diciendo que gracias a ellos AMLO pudo ganar, sin ni siquiera aportar ni la cuarta parte de los votos para que ganara.

Además agregaron que ratifican el compromiso de trabajar por el bienestar de los mexicanos junto con López Obrador y están convencidos que Andrés Manuel no le fallará al pueblo de México y estará a la altura de las demandas de la gente, el desastre nacional que dejaron los gobiernos del PRI y PAN será limpiado por el nuevo gobierno y se iniciará una verdadera transformación”, sentenció Alberto Anaya Gutiérrez, integrante de la Comisión Coordinadora Nacional del PT, sin dejar de mencionar que también el PT es parte de esta lacra política, sin olvidar que el PRD los ayudo a crearlos.

Y a una semana de los comicios del primero de julio, y de que los perredistas permanecieron callados, por fin dieron la cara arguyendo que AMLO utilizó la fuerza política y territorial del PRD para extrapolarla a un “nuevo movimiento” que capitalizó el descontento y enojo de la ciudadanía hacia los tres partidos que gobernaban en el país: PRI, PAN y PRD.

Y señalando que a partir de ahora inicia una nueva era para el Partido de la Revolución Democrática, y el hecho de que apenas hayan mantenido el registro nacional y local debe ser una enorme lección y oportunidad para renovarse de raíz y seguir luchando desde la izquierda más progresista del país contra la desigualdad y el autoritarismo, y no un pretexto para el mantenimiento de una burocracia.

No olvidemos que la alianza que realizaron el PRD, PAN y Movimiento, no fue como ellos querían, por lo que el denominado Frente, pintado de azul, amarillo y naranja fracasó el pasado domingo y el candidato al que impulsaron, Ricardo Anaya, quedó en un segundo lugar, muy alejado de López Obrador.

Y ni se diga de la coalición Juntos por México, integrados por el PRI; Nueva Alianza (NA) y el Partido Verde, quienes postularon a José Antonio Meade resultó peor por haber quedado en tercer lugar, además de que NA también corre el riesgo de perder su registro, por no alcanzar menos del 3 por ciento y aunque ya dijeron que van a impugnar ante el Trife dicho proceso, falta ver si lo logran mantenerse en la escena política.

Tras la reunión del presidente electo que sustuvo con varios gobernadores, presidentes municipales y alcaldes de la CDMX, incluido la jefe de gobierno, Claudia Sheinbaum, le leyó la cartilla al decir que no se les ocurra hacer algo indebido y que procuren estar cerca de la gente, porque fue el pueblo quien los eligió y no tanto por la persona, sino por Morena, como habíamos dicho antes en este medio que fue por el hartazgo de la corrupción que los demás partidos hicieron, además López Obrador, les advirtió que quien no quiera estar en el partido, se puede ir, no sin antes ser sancionado por la Comisión de Honor y Justicia del partido.

Entre los asistentes estuvieron además de Sheinbaum, también los gobernadores electos de Veracruz, Cuitláhuac García; de Morelos, Cuauhtémoc Blanco; de Chiapas, Rutilio Escandón; de Tabasco, Adán Augusto López, así como alcaldes y diputados locales electos.

A la reunión también asistió Miguel Barbosa, quien reiteró que ganó la contienda en Puebla por 10 puntos, y este miércoles impugnó el cómputo estatal en busca de anular los resultados de la elección ante tribunales, por su parte Blanco quien creó entre la multitud que se encontraba afuera del salón de la colonia Roma donde se desarrolló el encuentro, anunció que iniciará su gobierno con una serie de reformas para combatir la corrupción, principalmente en contra del actual gobernador, Graco Ramírez.

Señaló que no es una percepción política, toda la gente sabe lo que ha hecho el gobernador, simplemente hay que hacer justicia, he dicho muchas veces que voy a actuar de frente, voy a decir las cosas y no me voy a callar porque amo a mi país… caiga quien caiga”. Habló de diputados locales que “se vendieron, recibían su lana de 1 o 2 millones de pesos” para que aprobaran todo a favor de Ramírez.

A su llegada, la próxima Jefa de Gobierno, dijo que las primeras acciones de serán obtener la información sobre los recursos de la reconstrucción de la Ciudad por los sismos del año pasado. Mañana se reunirá con los diputados actuales de Morena para analizar un posible periodo extraordinario en la Asamblea Legislativa para abordar temas sobre la aplicación de dichos recursos.

Por su parte, Rutilio Escandón, próximo gobernador chiapaneco, indicó que asumirá todas las propuestas de López Obrador para impulsar el desarrollo de esta entidad, en particular, lo relativo al combate a la pobreza, combatir la corrupción y la impunidad, e impulsar el empleo, así como seguridad social.

Pese a que fueron 30 millones de personas que votaron por AMLO, son los que estarán pendientes de todas las acciones que haga, por lo que en caso de cometer algún error, el pueblo se los reclamara, siendo que quienes no votaron por el tabasqueño no se sentirán decepcionados, porque se ve difícil que cumpla con todas las promesas que hizo en campaña, peor ya veremos cómo arranca el próximo primero de diciembre.

Be the first to comment on "Del plato a la boca"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*