Fray Rubén González Argüelles: Franciscano de hondas raíces y altos vuelos

Por: Héctor Alfonso Rodríguez Aguilar
“El nuevo fray Juan de Padilla en esta tierra sureña de Ciudad Guzmán es fray Rubén González Argüelles porque éste tiene la misma estatura de grandeza, nobleza y humanismo de aquel misionero español”. Esta frase de presentación, fue dicha por parte del licenciado Roberto García Correa, durante la presentación de la conferencia que el doctor Rubén González Argüelles impartiría en aquel año 2010, en un coloquio que me tocó organizar en Casa Arreola titulado: “Del Sur de Jalisco para el mundo: La obra literaria de Juan Rulfo”.

Realmente García Correa no se equivocaba, al equiparar a fray Rubén con el famoso y emblemático misionero y fundador de nuestra población fray Juan de Padilla. Dado que me atrevo afirmar que González Argüelles ha sido en años recientes y después del fundador de Zapotlán, el más grande franciscano que ha llegado a Ciudad Guzmán.

Hace exactamente un año, en emotivo evento de entrega a la presea al mérito ciudadano por parte del gobierno municipal de Zapotlán el Grande, Jalisco. En esa ocasión en el patio de la presidencia municipal se otorgó este reconocimiento a él y otros destacados zapotlenses entre los que se encontraba el poeta y escritor radicado en el estado de Texas en los Estados Unidos el médico Dr. Julio César Aguilar.

Fue la entrega de este reconocimiento por parte del pueblo y gobierno de Zapotlán para fray Rubén, la culminación de toda una etapa en su vida y el cierre de un ciclo vital y de trabajo de 16 años en los cuales estuvo entre nosotros. González Argüelles llegó en aquel 2001 para auxiliar en el Colegio México el trabajo docente y administrativo de su director Padre Miguel Velasco. Llegó a nuestra comunidad zapotlense recién desempacado de su estadía académica de algunos años por la Universidad de Salamanca, España, donde había estado para realizar un doctorado en teología de la vida consagrada.

Con todo ese bagaje académico, cultural, literario y humanístico “desbarcó” aquí en nuestra ciudad, para poco después lo aplicara en su desenvolvimiento como director general del Colegio México Franciscano. Trabajando con paciencia y tenacidad, poco a poco, fue plasmando su idea de una educación para aquella niñez y juventud de ir dándoles esa impronta de la luz del ser, con la escuela del humanismo.

Lo primero que hizo en aquella institución fue cambiar su fisonomía, en un cambio de aspecto estético y remozamiento general en todo los ordenes del colegio, empezando por el claustro, los salones, auditorio, canchas, capilla y un etcétera. Con su refinamiento y su talante empezó a crear escuela para padres de familia, donde mes con mes daba unas conferencias o charlas para que fueran ellos tomando conciencia de la importancia de sus hijos, y del ser humano como pieza digna de su interior y personalidad.

Toda su obra material se centró en el claustro con el cambio estético y la remodelación de la biblioteca “Juan José Arreola”; luego, los tres diferentes domos o techos que se edificaron en lugares abiertos para resguardar a los alumnos o transeúntes de los elementos del exterior. La transformación total del auditorio o aula magna que ya con todos los elementos se convirtió en una especie de paraninfo: Los murales plasmando parte de la historia de Zapotlán, los diferentes vitrales tanto en el auditorio, capilla y biblioteca. Todos estos elementos culturales y estéticos fueron entregados en custodia al gobierno municipal como patrimonio cultural para la ciudad.

Luego llegaron las esculturas de San Francisco de Asís y “el hombre del vitruvio” de Da Vinci respectivamente en su momento, una para festejar los 800 años de la fundación de la orden franciscana y la otra para dejar huella de la importante labor de humanismo que se lleva en este centro educativo. Finalmente la publicación de importantes libros, como fueron: “Entre lo bello y lo sublime”, “Presentación del Linaje de la humanidad”, Hacía un humanismo trascendente”, “Del Linaje de la humanidad” y “Proyecto educativo -elementos de reflexión-“.
Inició su labor educativa y humanística organizando los cafés literarios, foros culturales donde tenían la temática de un gran escritor, como: José Vasconcelos, Juan Rulfo, Juan José Arreola, fray Luis de León, por decir sólo algunos. En esta actividad participaban los alumnos de los diferentes niveles, los profesores y hasta los padres de familia, una excelente iniciativa informativa y formativa para toda la comunidad de esta noble institución. Eso, más la escuela de líderes, con su importante rol formativo; las diferentes conferencias y presentaciones que fray Rubén impartió en diferentes centros culturales y educativos. La escritura de sus libros, la dirección atenta y segura, así como una acreditación nacional en la calidad educativa y académica para el Colegio, hizo que esta institución se convirtiera en la “joya de la corona” como mejor escuela franciscana de toda la provincia franciscana, y una de las mejores de México a la altura de colegios de renombre de la república mexicana en ciudades como Guadalajara, Puebla, México y Monterrey.

Por todo ello, y por el enorme legado cultural, educativo y patrimonial que nos legó el doctor fray Rubén González Argüelles se le entregó, con justicia, hace un año esa presea, que significa para la comunidad zapotlense o guzmanense un reconocimiento por su tenaz y esclarecida labor por parte de este franciscano. Finalmente, recordando la efeméride del 15 de Agosto, fecha de la fundación de la ciudad, como Pueblo de Nuestra Señora de la Asunción de Zapotlán en aquel año de 1533, por parte de aquel insigne misionero franciscano español fray Juan de Padilla; hoy recordamos a otro insigne franciscano que supo llevar entre nosotros su alta dignidad y bien vivir, para legarnos su sabiduría como el máximo representante del humanismo trascendente en el Sur de Jalisco.

(Pie de foto: Fray Rubén González Argüelles y Fray Juan de Padilla dos franciscanos excepcionales)

Be the first to comment on "Fray Rubén González Argüelles: Franciscano de hondas raíces y altos vuelos"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*