SENDERO POLÍTICO: La herencia maldita de Alfonso Martínez

La seguridad no debe estar sujeta a caprichos políticos

Raúl Morón debe firmar el mando único

Por: José Cruz Delgado

A ocho días de que el alcalde independiente de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar deje el cargo y sea relevado por el morenista y ex líder de la CNTE, Raúl Morón Orozco, existe malestar general entre los morelianos debido a que Poncho, al no ser favorecido en la reelección dejó en total abandono la ciudad.

La inseguridad y una ciudad totalmente destrozada serán la herencia maldita de Poncho Martínez y, sobre todo, la huelga que mantiene el Sindicato Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento a la cual no ha querido solución por capricho personal y el paquete se lo dejará al alcalde entrante.

La inseguridad en la capital michoacana ha ido en aumento desde que Poncho tomó las riendas del gobierno municipal local quien se ha ufanado de que su policía certificada es la mejor del país, sin embargo, el sello distintivo del cuerpo policiaco ha sido la corrupción.

El aún alcalde se negó siempre a firmar el mando único, ello trajo como consecuencia el aumento de la criminalidad en Morelia y de acuerdo a la organización Alto al Secuestro, a capital michoacana es considerada actualmente como el municipio más peligroso de la entidad, incluso por encima de otras ciudades como Apatzingán, Uruapan, Lázaro Cárdenas o Múgica.

De los ocho municipios con mayor incidencia delictiva en Michoacán, Morelia ocupa el primer lugar en homicidios generales, vehículos robados y aseguramiento de armas de fuego; además se coloca como el tercer lugar estatal en homicidios vinculados a la delincuencia organizada.

Del total de homicidios generales ocurridos en Morelia durante los últimos meses, “Alto al Secuestro” señala que el 72.4 por ciento se perpetraron con arma de fuego; el 27.5 por ciento de las víctimas oscilaban entre los 25 y 34 años de edad y el 25.1 por ciento de las víctimas había concluido los estudios de escuela secundaria.

En un informe y análisis elaborado por la asociación civil en contra del secuestro, se desglosa cuáles son las cinco colonias más riesgosas de la ciudad de Morelia y el número de cámaras de video-vigilancia con las que cuentan: el Centro de Morelia figura como la zona de mayor peligro a pesar de contar con 6 cámaras de seguridad.

Al Centro Histórico le sigue la colonia Lago 1, con una cámara de vigilancia; la tercer colonia más riesgosa es Jardines del Rincón, pero sus calles no son monitoreadas por ninguna cámara; en 4° y 5° lugar se encuentran las colonias Eduardo Ruiz y Chapultepec Sur, con una y dos cámaras de video, respectivamente.

En total, de las 84 cámaras con las que cuenta el municipio, 10 de ellas se encuentran instaladas en 4 de las colonias con mayores incidentes violentos o delincuenciales.

Poncho Martínez ha negado siempre que existe inseguridad, al contrario, ha reiterado que Morelia es la más segura del país, pero los hechos señalan lo contrario, incluso, el gobierno estatal tuvo que intervenir a través de la Secretaría de Seguridad Pública para brindar mayor seguridad a los morelianos ante la incapacidad de un alcalde prepotente que gobierna para unos cuantos.

El partido Movimiento Ciudadano, a través de su líder Javier Paredes Andrade, varias veces ha denunciado la inseguridad que se vive y recientemente señaló que la seguridad en la capital del estado no puede seguir sujeta a disputas políticas ni tampoco puede seguir en el abandono, y que ha habido una preocupante alza en la incidencia delictiva, principalmente en el delito de robo, pues recientemente se ha dado una mayor cantidad de robos a cuentahabientes, lo que también refleja que el fenómeno de la inseguridad está fuera de control y esto debe llevar a revisar de manera urgente la estrategia que se viene planteando.
Pareciera que actualmente el atender el problema de la inseguridad no interesa al gobierno municipal que está por salir, y esta falta de coordinación que ya se venía dando, se ha profundizado dejando a los morelianos a merced de la creciente delincuencia que afecta a la capital del estado.

Queda claro que los reclamos que hacen los morelianos y las morelianas para que haya resultados en seguridad no son aspectos que interesen a la administración municipal saliente e hizo hincapié en que no se puede seguir jugando con la seguridad de los ciudadanos, y que la situación que prevalece actualmente exige que haya una real y estrecha coordinación entre las autoridades correspondientes.

Tiene mucha razón al señalar que la seguridad no debe estar sujeta a caprichos políticos, pero todo indica que eso no la entiende el Virrey y dirigente de MORENA en Michoacán, Roberto Pantoja Arzola quien ya instruyó a sus 19 alcaldes electos para que no firman el mando único.

Por ello, Raúl Morón debe pensar muy bien el asunto de si firma o no el mando único, porque lo que está en juego es la seguridad de sus gobernados y de no cumplirles también lo podría cobrar la factura como lo hicieron con Poncho Martínez quien en el pecado llevó la penitencia por abandonar dejar en el olvido a los que en él depositaron su confianza.

Morón debe firmar el mando único porque se requiere que haya coordinación entre los órdenes de gobierno porque debe entender que los comicios ya pasaron y ahora está primero la seguridad de los morelianos que los intereses políticos.

Pantoja Arzola exige mayor seguridad pero no quiere contribuir en nada, y prueba de ello es que ha dado instrucciones para que los alcaldes morenistas no firmen el mando único bajo el pretexto de que la estrategia de seguridad implementada por el gobierno del estado no ha tenido resultados positivos en ese rubro, entonces ¿Cómo quiere que haya resultados si se negarán los alcaldes electos a firmar?

¿Acaso tiene un interés personal en denostar al gobierno perredista?

El Virrey debe actuar con sensatez, con visión política, dejar los revanchismos políticos y colaborar por el bien de los michoacanos, sobre todo en materia de seguridad.

¿Se imagina qué pasará cuando tenga el control de todos los programas y recursos de las dependencias federales?

Seguramente habrá revancha contra quienes no estén con él o piensen como él.

¡Pobres michoacanos que Dios los agarre confesados!

Be the first to comment on "SENDERO POLÍTICO: La herencia maldita de Alfonso Martínez"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*