Algo Nuevo, Algo Fresco

Por: Martín Omar Aguilar

Tal parece que ya la están cobrando la factura al ex candidato presidencial del PAN, Ricardo Anaya luego de los errores que cometió cuando se auto impuso en diciembre de 2017 candidato a la presidencia por el blanquiazul, además de haber hecho alianza con el PRD para apoyar también a la ex candidata a jefa de gobierno, Alejandra Barrales, por lo que el descalabro que sufrió el partido el primero de julio tuvo consecuencias graves.

El error más grave de Ana fue haber permitido la salida de panistas renombrados, como fue la también ex candidata independiente a la presidencia y esposa del ex presidente, Felipe Calderón, Margarita Zavala que pretende formar un nuevo partido, por lo que el próximo fin de semana presentará una asociación civil como requisito que pide el Instituto Nacional Electoral (INE) para conformar un nuevo partido político al año y lo integrarían en su mayoría ex panistas.

Aunque el error de Zavala fue haber renunciado dos meses antes de las elecciones, que pese haber sido la única mujer como candidata, que a decir de algunos analistas podía haberle dado batalla a López Obrador por la disputa por la presidencia, siendo que de haber seguido su candidatura al primero de julio, muchas mujeres habrían votado por ella por identificarse en su forma de ser.

Las intenciones de la ex candidata, además de continuar en la política y de preponderar a la mujer como una líder en una sociedad machista, donde desafortunadamente los hombres siguen ocupando los mejores puestos y marginando a la mujer, también otra de sus intenciones era que ya nunca regresaría el PAN no importando quien sea su nuevo líder y que en los próximos días sus militantes definirán el nuevo rumbo del partido.

Para otro ex panista resulta lo contrario, luego de haber sido el vocero de la campaña del ex candidato priista, José Antonio Meade, Javier Lozano, quien está reculando regresar al blanquiazul, tras su salida en enero pasado por los diferentes que tuvo con Anaya y aunque nunca se afilio al tricolor, no olvidemos que sus pininos los hizo en ese partido cuando recién empezó en la política, pero sus blanquiazules que lo vieron como un traidor, no querrán que regrese.

No olvidemos que durante toda su campaña, Anaya estuvo criticando al presidente, Enrique Peña Nieto por su mala gestión, por la corrupción que reinaba y a AMLO por haber integrado a Morena a varios corruptos como es el ex líder de los mineros, Napoleón Gómez Urrutia y a la ex líder de autodefensas en Guerrera, Nestora Salgado y acusada de secuestro y homicidio, entre otros.

Por lo que la relación que mantiene Anaya con AMLO, al igual los panistas con el próximo gobierno será pésima, ya que nunca fueron cordiales, sin dejar de mencionar que el supuesto fraude que suscito en Puebla, donde la esposa del ex gobernador, Rafael Moreno Valle, Martha Erika Alonso, ya que su triunfo estuvo

lleno de irregularidades y aunque actualmente está impugnado ante el Tribunal Electoral, todavía no se ha resuelto definitivamente.

En cambio, que pese haber sufrido un también enorme descalabro en las pasadas elecciones, el PRI será un buen aliado para el próximo gobierno, ya que además de que Meade fue invitado a un desayuno en su casa de transición del presidente electo hace algunas semanas y aunque no ocupará ningún puesto en el gabinete de AMLO, será propuesto como candidato para que sea el próximo gobernador del Banco de México y no olvidemos que los próximos funcionarios nombrados para su gabinete, en su mayoría son y fueron priistas, por lo que será una buena oportunidad para que el tricolor se recupere poco a poco.

Tras el anuncio del presidente electo de desaparecer las áreas de comunicación social y de las salas de prensa, en especial de Gobernación, Relaciones Exteriores, Pemex y Agricultura, se concentrará en presidencia y el que se encargará de todo será su nuevo vocero, Jesús Ramírez Cuevas, recién nombrado por el tabasqueño que aunque es periodista, no cuenta con experiencia como vocero y fue el responsable de difundir el periódico oficial de Morena, llamado Regeneración.

Para muchos periodistas y compañeros del gremio, el próximo gobierno será muy difícil, ya que la mayoría de los que realizan su labor, como es la de informar, las salas de empresa siempre han sido una herramienta útil y necesaria para el buen desempeño de su trabajo, por lo que se ve muy difícil el panorama para todos los que realizamos esta noble labor.

Además de que se prevé que muchos medios tanto impresos, como electrónicos podrían cerrar, sin mencionar que ya empezó haber recorte de personal en algunos medios, porque el gobierno federal era un gran cliente para publicidad, siendo que la mayoría de los medios se sostenía económicamente de los espacios publicitarios que el gobierno contrataba.

Aunque AMLO solo anuncio que solo en cuatro dependencias no contaría con salas de prensa ni área de Comunicación Social, no olvidemos que cada secretaria o dependencia genera su propia información y sólo por mencionar, la Secretaria de Gobernación es una de las dependencias más fuertes, además de ser el brazo derecho del gobierno federal, se ve muy difícil que toda la información se concentre en presidencia por la enorme cantidad de información que esta genere.

Todo esto forma parte de la llamada Austeridad Republicana, que consiste en ahorrar recursos públicos y desaparecer áreas que para el nuevo gobierno no serán indispensables y el personal que labora en esas áreas los trasladaran a otras donde desempeñen una mejor labor, sin necesidad de ser despedidos.

Parecería que con los programas de austeridad que AMLO quiere implantar llegando a la presidencia, no resultarían ya que al bajarle los sueldos a los mandos medios y altos a la mitad, se suscitaría una serie de renuncias, sin mencionar que

podría provocar más corrupción, de la que él pretende acabar, sin pasar por alto que algunos de los que formaran parte de su gabinete, cuentan con antecedentes de actos de corrupción y de desvío de recursos y aunque también ha dicho que se castigaría a cualquiera que recurra a esta práctica, esto no garantiza que lo hagan.

No olvidemos que en el sexenio de Enrique Peña Nieto, hubo mucho dispendio y gastos onerosos en publicidad, principalmente en radio y televisión, fue aprovechado por el mexiquense para promocionar y mejorar su imagen ante la población, que al final de cuenta tampoco le resulto por la inseguridad que aumento en su sexenio, siendo el más violento en los últimos años.

Be the first to comment on "Algo Nuevo, Algo Fresco"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*