OTRAS INQUISICIONES: Fernando Benítez

Pablo Cabañas Díaz

(Segunda parte)

En  el suplemento México en la Cultura,   Benítez reunió a escritores nacionales como Alfonso Reyes, Juan Rulfo, Octavio Paz, Juan José Arreola y Carlos Fuentes. Pero también llamó a  Jorge Luis Borges, Pablo Neruda y Jean Paul Sartre. Dio espacio a los nuevos talentos de los años sesenta: José Emilio Pacheco, Elena Poniatowska, Carlos Monsiváis, Emmanuel Carballo y Raquel Tibol, entre otros.

En el  Coloquio de Periodismo Cultural: “Memoria y Futuros del Periodismo Cultural” que tuvo lugar en Aguascalientes, desarrollado, por iniciativa de José Alberto López Sustaita, concluyó citando el importante apoyo que Rómulo O’Farril y Miguel Alemán dieron a Benítez para crear y mantener la publicación de “México en la Cultura”, luego de su salida de El Nacional. Se destacó que el suplemento cultural provocó la impresión de “alrededor de 100 mil ejemplares por edición” del periódico Novedades cuando se incluía el suplemento y una distribución tal que rebasó las fronteras de México para llegar a todo Hispanoamérica, Estados Unidos y Canadá.

La nómina de esta publicación fue desde la generación del Ateneo, encabezada en el suplemento por Alfonso Reyes y José Vasconcelos, hasta la generación de medio siglo con José Emilio Pacheco y  Carlos Monsiváis, quienes colaboraron en la redacción, ocupando el primero las funciones de secretario. La publicación también contó con la participación de Miguel Prieto como jefe de diseño y de Vicente Rojo quien a sus 23 años fue su asistente y lo suplió al fallecer. Rojo “fue el primero en utilizar el color en un suplemento cultural, transformó la tipografía americana, la tipografía periodística y tuvo atrevimientos maravillosos”.

En el recuento de los colaboradores del suplemento se cuenta entre muchos otros a Alfonso Reyes que publicaba los domingos; Elena Poniatowska y Emanuel Carballo. Entre el atrevimiento periodístico de Benítez, el olfato para detectar a quienes tenían potencial literario y creativo fundó los suplementos más importantes que ha tenido este país como Sábado del diario unomásuno y creó el suplemento cultural de La Jornada, diario del que fue miembro fundador.

 Poniatowska resume: Benítez creía muchísimo en sí mismo y en su suplemento. Siempre decía que lo que él había escrito era genial, que lo que los demás escribían era genial, que era genial Carlos Fuentes, José Luis Cuevas. Tenía razón. Decía que los que antes había promovido, ahora eran sus maestros, como Pacheco y Monsiváis. También destacaba el trabajo de Gastón García Cantú y de Jaime García Terrés. Benítez tenía el don de la alegría y de hacer reír a los demás. Arturo Jiménez menciona que llevaba trajes diseñados por los mejores sastre de la época, camisas de seda y acostumbraba llevar un paraguas a manera de bastón y zapatos lustrosos como todo un dandy, fue un hombre de acción y reflexión que conoció como muy pocos al México paupérrimo y no dudó en defender a los jóvenes estudiantes después de la masacre de Tlatelolco.

Be the first to comment on "OTRAS INQUISICIONES: Fernando Benítez"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*