SENDERO POLÍTICO: Causa pena y vergüenza el sector salud de Michoacán

Por: José Cruz Delgado

En entregas anteriores hemos dado a conocer la corrupción que existe en el Sector salud de Michoacán que ha sido la causa de las carencias de personal y medicinas en la totalidad de clínicas y hospitales, corrupción que ha sido denunciada a abiertamente por Guadalupe Pichardo Escobedo, secretaria general del Sindicato de Trabajadores Descentralizado de los Servicios de Salud de Michoacán “General Lázaro Cárdenas”, denuncias que han sido corroboradas por medios nacionales.

El gobierno de Michoacán no se puede seguir tapando el sol con un dedo, no puede y no debe seguirle mintiendo a los michoacanos porque es una vergüenza lo que sucede en el sector salud y no se entere de la problemática.

¿A quién pretende engañar?

Pomposamente el Hospital Regional de Zacapu fue inaugurado por el gobernador Silvano Aureoles Conejo el 13 de septiembre del año pasado y se invirtieron 200 millones de pesos de los cuales 130 millones fueron para su construcción y 70 millones para equipamiento y estaba previsto que beneficiaría a 150 mil habitantes de la Ciénaga de Zacapu de los municipios de Huaniqueo, Coeneo, Jiménez, Panindícuaro, Purépero, Tlazazalca, Quiroga, además de Zacapu.

En ese entonces Aureoles Conejo dijo ante beneficiarios, personal médico y administrativo, que “será el mejor hospital de Michoacán” y que el Hospital General de Zacapu formaba parte de los 40 nosocomios que se dejaron inconclusos en administraciones anteriores pero nunca dijo que no supuestamente no había dinero para el personal médico.

Al igual que a los habitantes de Múgica que les falló con la Ciudad de las Mujeres, también a los falló a los de la Ciénega de Zacapu, sucedió lo mismo, fue, posó para la foto junto con sus funcionarios “paleros” y se vino, pero nunca imaginó que le iba a explotar la bomba tarde que temprano, y todo gracias a la valentía de una lideresa que no ha tenido empacho en denunciar la podedumbre que existe dentro del sector salud que dirige Diana Carpio Ríos, quien al parecer, junto con otros funcionarios cuidan los intereses económicos de Alfredo Castillo Cervantes y Mikel Arriola, entre otros que provienen del Estado de México.

El gobierno de Michoacán ha desmentido que exista desabasto de medicamentos y siempre tiene pretextos para todo pero nunca reconoce su incapacidad, esa incapacidad que lacera a cientos de miles de michoacanos que requieren atención médica.

Con anterioridad, Guadalupe Pichardo Escobedo, esta valiente mujer que defiende con todo a sus agremiados y que se ha ganado la enemistad de propio gobernador, de funcionarios y hasta de otros dirigentes caracterizados por su corrupción y sumisión a los intereses de Aureoles Conejo, ha denunciado que Michoacán, algunos de los hospitales públicos operan con un desabasto de medicamentos e insumos del 75 hasta el 85 por ciento, pues incluso, y que en algunos centros hospitalarios no cuentan ni siquiera con jeringas y material de curación básico.

Las constantes denuncias y evidencias de desabastecimiento de medicamentos e insumos dadas a conocer por el sindicato, ha generado una “relación ríspida” con el gobierno michoacano.

Médicos del hospital Civil de Morelia denunciaron a este medio que la situación es insostenible, “falta todo y de todo aunque las autoridades digan lo contrario, solo nosotros sabemos la realidad y los esfuerzos que tenemos que hacer para cumplir nuestra labor, tiene mucha razón Pichardo Escobedo, las condiciones en que laboramos son mucho muy difíciles”.

Cada vez que se dan este tipo de situaciones el gobierno dice lo mismo: Que el desabasto de medicina se debe al incumplimiento en la entrega por parte de las empresas encargadas de surtir a los hospitales públicos, en fin pretextos no faltan mientras que los michoacanos siguen padeciendo por este lastre.

Pichardo Escobedo sigue reiterando que la insolvencia económica que aducen las autoridades del sector salud es por la corrupción que existe en esa área y Aureoles Conejo lo sabe pero se hace de la vista gorda.

No hay medicinas para atender a la población, y lo que es peor, hacen montajes para que los medios de comunicación vean que todo está bien, pero en realidad es una farsa.

Así pues, poco apoco algunos medios de comunicación están descubriendo lo que aquí hemos venido denunciado a través de Guadalupe Pichardo Escobedo que ha tenido el valor de denunciar lo que otros no se atreven, esa corrupción que sigue imperando y sigue en un sector tan importante como el de salud.

Be the first to comment on "SENDERO POLÍTICO: Causa pena y vergüenza el sector salud de Michoacán"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*