Sin Línea

***Una madre a toda ídem, de esas que hacen mucha falta

Por: José Sánchez López

DANIEL se paró temprano, pero aún así no más que su mamá.

-¿Y ora tú, que mosca te picó?

-Es que ora sí voy a buscar trabajo

-¿En serio? pues te felicito, siéntate para que comas algo y espero que si encuentres chamba, ya que sales buscando trabajo pidiedo a Dios no encontrarlo.

El hombre, ya con 35 años encima, conchudo, se acomodó y desayunó opíparamente.

La jornada iba a ser larga, según le dijo a su madre.

Saliò de su domicilio, enclavado en una de las colonias de Iztapalapa, no sin antes pedirle la bendición a “su jefecita”, para que le fuera bien.

La señora EVA todavía permaneció un par de horas en su casa y después también salió, como lo hacía todos los días para ir a trabajar y buscar el sustento, ya que su primogénito tenia mucho tiempo de no trabajar y de no aportar nada para la casa.

Saliò y caminò varias calles para poder tomar la “Combi” que le dejaría cerca de su trabajo, porque ahí tendría que caminart otras cuadras más hasta llegar a una pequeña fábrica, donde laboraba.

La mayor parte del trayecto transcurrió sin incidentes, pero de pronto.poco antes de llegar a su destino, subió un hombre, con una sudadera que le cubría casi todo el rostro y minutos después sacó un arma, amagó a los pasajeros y les gritó que se trataba de un asalto y si no se querían morir, mejor “le entraran” con su dinero y celulares.

Seguidamente comenzó a recolectar lo robado.

Hasta esos momentos todo iba bien para maleante, hasta que llegó a los asientos de atrás y en lugar de recibir alguna cartera o un teléfono, lo que sintió fue un fuerte golpe en la nuca.

Volteó furioso apuntando con su arma al agresor y fue cuando se dio cuenta que quien le había asestado el golpe en la cabeza había sido su mamá que se quitó la chancla y la emprendió duro contra él.

Los demás pasajeros miraban atónitos las escena, sin creer lo que ocurría, mientras la señora EVA no lo bajada de un hijo de la chingada, al tiempo que seguía con la tanda de chanclazos de los que difílmente se podía cubrirse el ladronzuelo.

Le quitó el arma a su hijo, le dijo a los usuarios que no se bajaran y tomó su celular.

-Así no te eduqué, para que fueras un ladrón y aunque parezca que ya sea tarde, te vas a enderezar, por la buena o por la mala.

Llamó a la policía a través del 911 y, extrañamente, en cuestión de minutos llegó una unidad que se hizo cargo de DANIEL.

La señora volvió a dirigirse al pasaje y preguntò que quién iba a presentar su denuncia, porque ella si lo haría y enseguida dijo a los uniformados que también se iría en la patrulla hasta que su hijo fuera puesto a disposición de las autoridades.

Y así lo hizo.

Ya ante el agente del Ministerio Público, la señora EVA y otros pasajeros presentaron su denuncia, por lo que el presunto asaltante quedó a su disposición y fue pasado a las galeras de la demarcación-

Regularmente en esta clase de hechos, el o los ladrones quedan libres porque nadie se atreve a presentar su denuncia de una manera formal, por temor a represalias, pero en este caso no fue así, ya que la señora EVA no se retiró de la Delegación hasta obtener una copia de su demanda.

Quería estar segura que su hijo sería consignado, aunque antes dijo que de todos modos lo visitaría en la cárcel, pues si bien debe recibir el castigo que merece, no lo puede dejar solo, porque después de todo sigue siendo su hijo.

Sin duda que se trata de un hecho insólito, pero es innegable que es un ejemplo de la manera cómo se debe actuar contra los maleantes, trátese de quien se trate.

A DANIEL lo puedn acusar de todo, menos de tener poca madre, ojala y le sirva de escarmiento.***TENER UNA MADRE ASÍ…***AU REVOIR. joebotlle@gmail.com

Be the first to comment on "Sin Línea"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*