SENDERO POLÍTICO: La gran deuda del Federalismo sigue siendo la defensa y el fortalecimiento de la soberanía de los estados

¿Michoacán pivote para la Cuarta Transformación?

Diana Carpio pilar fundamental en el avance de salud

Por: José Cruz Delgado

Durante la inauguración del Foro Michoacán para el del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, el gobernador Silvano Aureoles Conejo prácticamente fijo una postura en torno a la reducción del presupuesto por parte del gobierno federal y como no queriendo la cosa hizo un fuerte reclamo al respecto, aunque también hizo el compromiso de trabajar de la mano con las autoridades morenistas encabezadas por Andrés Manuel López Obrador porque dijo que Michoacán puede ser un pivote en la Cuarta Transformación.

“Cuenten con Michoacán, con todo lo que esté a nuestro alcance, para que esta visión de la transformación de México se haga realidad; estoy absolutamente convencido de ello”.

Pero también dijo palabras como en tono de reproche al señalar que la gran deuda del Federalismo sigue siendo la defensa y el fortalecimiento de la soberanía de los Estados y Municipios ya que en las condiciones actuales de coordinación, los Gobiernos Municipales y Estatales no podremos lograr un desarrollo parejo y duradero.

Ninguna entidad, con carencias como la nuestra, puede impulsar un desarrollo sostenido con una coordinación fiscal que favorece al gobierno central con 8 de cada 10 centavos u 80 centavos de cada peso, se concentran en el gobierno central y el resto nos lo repartimos entre estados y municipios.

Por ello, estos foros son espacios para plantear alternativas que nos permitan superar la escasez de recursos y mejorar la coordinación entre niveles de gobierno, contando con el respaldo y la participación ciudadana.

La Ley de Coordinación Fiscal prevaleciente en México tiene más o menos 45 años de vida, se construyó a partir de un acuerdo político, porque la Ley de Coordinación Fiscal no tiene un asidero constitucional, no tiene algún vínculo en la Constitución que le dé ese soporte, es un acuerdo político, que a estas alturas del camino a mi juicio debe de revisarse, porque el problema de los municipios en materia de recursos públicos y los gobiernos estatales, no es que se roben el dinero, no es que lo usen para beneficios personales, a lo mejor algunos lo hacen, a esos hay que castigarlos, pero el tema es que no hay el dinero.

En el pasado proceso de diálogo con nuestros compañeros maestros del estado de Michoacán, decían “que se haga una auditoría, porque no nos pagan, porque se han de haber robado el dinero”, nadie se puede robar algo que no existe, el problema es que no lo hay, sino que es el déficit que vienes arrastrando de décadas, que al final se convierte en una carga imposible de apagar, dijo.

Pidió a los diputados federales su ayuda para revisar ese tema, pues ningún gobierno cuando ya está en el ejercicio quiere revisar ese asunto de la Coordinación Fiscal, porque es perder poder y manejo de los recursos públicos, pero con una pequeña modificación que se le hiciera a la fórmula de la Ley de Coordinación Fiscal, de que en lugar de ser 80-20, fuera 75-25, no tendrían los estados y municipios que estar en el legado del sufrimiento en el que estamos ahora para resolver los temas básicos. Ese es un agregado ahí.

Luego vino el siguiente reclamo: El estado de Michoacán enfrenta fuertes reducciones de recursos, de los recursos que se venían ejerciendo, hubo una reducción de 21 programas para el estado de Michoacán, programas federales que implican una reducción de mil 270 millones de pesos.

Debido a ello se reduce 17% el apoyo para los programas de mujeres; un 22% del recurso para el apoyo al deporte; un 35% el recurso para la infraestructura educativa; un 64% el recurso para apoyar a los productores del campo; un 71% el recurso para obra pública; un 100% el recurso para salud, sobre todo lo que tiene que ver con el componente de salud y el 100% el apoyo para los migrantes y que afectará a cuatro millones de michoacanos que vive en Estado Unidos y cinco viviendo aquí.

Pese al recamo y ya en un tono más conciliador, Silvano se comprometió a seguir trabajando institucionalmente y respetuosamente para concurrir de la mejor forma con el Gobierno Federal, anteponiendo siempre el interés de las y los michoacanos; porque por encima de cualquier otra cuestión, está el interés de los michoacanos.

Algo que pocos sabían es que se han dignificado 430 centros de salud; casi 800 casas de salud; los 27 hospitales regionales y la cereza del pastel, que serán los dos hospitales de Morelia, el Civil e Infantil, con retos por delante pero que se van a resolver.

En materia de salud, el paso ha sido muy significativo, todavía insuficiente, pero se va avanzando bien en esa materia y de verdad felicidades a la doctora Diana Carpio, titular de Salud en Michoacán.

Así pues, dicho foro lo supo aprovechar muy bien Silvano que entre reclamos y tono conciliador soltó lo que traía en  su ronco pecho y que ojalá el Emperador López Obrador no la vaya a tomar mal y quiera aplicar otro castigo más.

Be the first to comment on "SENDERO POLÍTICO: La gran deuda del Federalismo sigue siendo la defensa y el fortalecimiento de la soberanía de los estados"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*