ENTRESEMANA: El Paraíso puede esperar…

MOISÉS SÁNCHEZ LIMÓN

En política mirar hacia atrás, culpar al pasado, descalificar a los antecesores, estigmatizar a los críticos, repartir adjetivos peyorativos y pontificar con la promesa de campaña cuando ésta se acabó hace tiempo, es recurso perecedero.

Es el síndrome del espejo retrovisor en el que Andrés Manuel López Obrador ha incurrido. Y, en esta pendiente de agotamiento de esa veta que lo llevó a la Presidencia de la República, sin Plan Nacional de Desarrollo discutido y aprobado como procede en la Cámara de Diputados, el equipo de gobierno sólo atiende a la voluntad presidencial, a estos dictados que carecen de un sustento programado y con visión de futuro para apisonar el terreno de la 4T.

Mire usted. Cuando se habla de transparencia, por ejemplo, en el discurso del presidente López Obrador está el combate a la corrupción porque, aduce, éste es el mal que ha corroído al país y contaminado al aparato gubernamental, como embrión que creció en el periodo neoliberal, al que culpa de todo. Hasta de los divorcios.

La oferta de campaña, las promesas de otro país despojado de corrupción y violencia, con un gobierno en el que los pobres están en primer sitio, no la explicó en su momento porque los votos tenían prioridad y, hoy en el poder, en el máximo cargo de elección popular, procede en tiempo y forma a evitar explicaciones y continuar en ese reparto de las que han resultado falsas expectativas.

Y en esa mecánica de no dar explicaciones y sí largas por el incumplimiento de sus promesas y para culpar a los enemigos que acusa andan ahí, rumiando los tiempos de rosas y vino, a partir de la tragedia de Minatitlán y la no menor de Tabasco, donde ciudadanos inocentes, incluidos menores de edad, fueron asesinados, garantiza que se acabará la violencia.

En el plano nacional, desde esa plataforma de la conferencia mañanera en el puerto de Veracruz, asegura, sí, asegura que en medio año habrá concluido la inseguridad en el país, pero acusó que “todavía tenemos que enfrentar ese fruto podrido, ese cochinero que nos dejaron”.

Como Fox, valga la comparación, cuando dijo que en 15 minutos acabaría con el conflicto zapatista en Chiapas, pantomima de la que se sirvió cuando entonces era perredista y se retrató junto con uno de sus hijos y el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, además de la señora Rosario Ibarra, con el subcomandante Marcos, al que hoy desconoce pero es correspondido.

¿Fruto podrido como herencia del pasado régimen? No, la delincuencia no se hereda, la delincuencia está ahí. Si Felipe Calderón le dio un garrotazo al avispero y provocó se desencadenara la violencia azuzada por el crimen organizado y el narcotráfico, la guerra no ha concluido porque no ha habido voluntad política ni coordinación del Pacto Federal para atender este gravísimo problema que ha provocado miles de muertes. Varios gobernadores destinaron a otros rubros personales los dineros del combate al crimen organizado.

¿Los denunciará López Obrador junto con otros pillos de cuello blanco a los que acusa sin citar nombres? No los enjuiciará porque no tiene pruebas, pero sí los expondrá ante la ávida muchedumbre que pide llevar al cadalso a los ladrones neoliberales. Benditas redes sociales.

Y, si la Guardia Nacional es la solución, lo cierto es que desde la iniciativa no se oteó el conflicto y los desencuentros que ocasionaría entre los legisladores; aunque finalmente se pusieron de acuerdo mas no concretan las leyes secundarias y el tiempo ha pasado inmisericorde y con la absoluta e innegable realidad de que el país no es otro a partir del 2 de diciembre de 2018.

Y no, porque esta pluralidad política, este pensar diferente entre los 30 millones que votaron por Andrés Manuel López Obrador y aquellos que lo hicieron por otras siglas y otros candidatos, no logra armonizar disensos ni concluir desencuentros, porque una pléyade fundamentalista no acepta la crítica, como no la admite el propio Presidente de la República porque sólo su palabra pesa. Tiene otros datos.

Así, abre una plataforma para que el crimen organizado encuentre secuestrables y potenciales clientes de la extorsión del crimen organizado, entre los maestros, por ejemplo, que en esa lista del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo aparecen con sus salarios reales y otras percepciones.

Por ello, el dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Alfonso Cepeda Salas, pidió “encontrar mecanismos que avancen en la transparencia y la lucha contra la corrupción, sin poner en riesgo la integridad del trabajador y su familia”.

Puso un ejemplo: En escuelas de La Montaña y la sierra de Guerrero se adelantó el receso de clases en diciembre del año pasado, por las amenazas por el cobro de aguinaldo. Y esta situación se presenta en estados como Tamaulipas, Veracruz y Puebla.

Ni qué decir del resto de la burocracia que está en ese portal abierto por la Secretaría de la Función Pública. Ha sido como exponer una amplia gama de secuestrables. El crimen puede escoger a quién extorsionar y secuestrar. Así no se ataca a la corrupción. ¿Quién es el responsable de la fantástica idea?

En estas referencias no hay que olvidar la oferta que en campaña hizo López Obrador al magisterio disidente, el que milita en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

¿Reforma Educativa que abrogue a la “mal llamada” Reforma Educativa de Enrique Peña Nieto?

Todo indica que ésta contrarreforma no prosperará en esta última semana de sesiones del Congreso de la Unión. Habrá, sí, Reforma Laboral y quizá alguna otra de menor calibre, pero la Educativa se irá a periodo extraordinario, siempre y cuando haya acuerdo con la CNTE.

¿Y el memorándum presidencial que abrogaría a la “mal llamada Reforma Educativa con medidas administrativas que dejarían sin efecto disposiciones emanadas de una reforma constitucional? Bueno, el coordinador de los diputados federales de Morena, Mario Delgado Carrillo, sin querer queriendo lo descalificó.

Después de la octava reunión con la comisión negociadora de la CNTE y el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, Delgado consideró que “fue muy bien recibido el memorándum del Presidente de la República donde manifiesta claramente su intención política de abrogar la mal llamada reforma educativa y algunos otros objetivos que plantea muy específicos en el memorándum como la reinstalación de los maestros despedidos”.

Pero, puntualizó: “Seguimos dialogando, seguimos manifestándole a ellos la necesidad de poder modificar la Constitución, porque no hay otra manera de abrogar la reforma educativa si no se modifica la Constitución”. ¿Entonces? ¿El Paraíso puede esperar?

CALENDARIO. Este miércoles el pleno de la Cámara de Diputados se constituirá en Jurado de Procedencia para determinar si desafuera o no al diputado Cipriano Charrez Pedraza, quien ha sido citado a las diez de la mañana. El legislador insiste en que es víctima de linchamiento mediático y jurídico originado por el gobierno del estado de Hidalgo, encabezado por el priista Omar Fayad. Al diputado se le acusa de haber provocado la muerte de un joven taxista a cuyo vehículo embistió con la camioneta que conducía en estado de ebriedad. Charrez rechaza los cargos y sostiene que demostrará su inocencia. Conste.

sanchezlimon@gmail.com

www.entresemana.mx

@msanchezlimon

Be the first to comment on "ENTRESEMANA: El Paraíso puede esperar…"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*