Pobre Notimex…

Todo lo sólido se desvanece en el aire:

Marx, el modernismo y la modernización

Marshall Berman

 

Estimados amigos lectores, muchas gracias por su tiempo para la lectura de la presente columna que se publica en tan prestigiado medio de comunicación. En un espectáculo patético, lleno de arrogancia y burlas se convirtió la conferencia de prensa mañanera en la que hizo acto de presencia la controvertida directora de Notimex.

A Sanjuana Martínez la antecede una carrera de más de 35 años, siempre abanderada en las causas sociales y con un periodismo de investigación que puede o no gustar, pero siempre fue meritorio. Es precisamente esa trayectoria lo que hace más visibles sus omisiones, su falta de manejo de la administración pública, no hay empatía con los trabajadores despedidos y vulnerados sus derechos humanos.

No hay duda de que las cosas no marchaban bien en la agencia, Notimex tiene un largo historial de personajes sombríos que vivieron del erario, se daban la gran vida en viajes y comidas en los mejores lugares. Bueno hasta un ex director se llevó las sillas y las mesas de la redacción, barrían con todo… Su sindicato se convirtió en uno más del “charrismo” mexicano donde su líder y sus cercanos fueron siempre los beneficiarios, solo hay que revisar los sueldos y comparar unos con otros.

El combate a la corrupción es imperante y se celebra, queremos un país limpio de ese mal, pero el asunto es que si  se habla de una nueva Notimex, abierta, plural, humana, la directora no se puede permitir esa arrogancia con la que ha tratado a los despedidos y como trata a los otros medios, como si fuera la inquisidora, la que sentencia a cada medio, a cada columnista y a cada reportero que no le es afín.

¿Ese es el cambio que pregona la directora de Notimex?

Entremos en materia. Si el presidente de la República dio la instrucción de que la agencia se convirtiera en un francotirador para bajar a quienes lo critican, es sumamente grave, porque la narrativa de Andrés Manuel López Obrador ha sido de no coartar ninguna libertad, mucho menos la de los medios.

Pero si es Sanjuana Martínez, la que se ha tomado esa atribución y ella es la que ha convertido en una agencia que guillotina a los detractores, no del gobierno, sino directamente de López Obrador, es todavía peor de grave, porque el fin de Notimex, no se cumple o medio se cumple.

Y es que el numerito lo tiene bien aprendido la periodista, repetir una y otra vez el discurso de la corrupción, si eso no funciona hay que culpar a los antecesores. Eso sí, tirada la piedra a esconder la mano y a victimizarse, para posteriormente pasar a realizar un llamado a la reconciliación entre el gremio periodístico.

Los focos deben estar encendidos, porque aunque en el discurso se habla de libertad de expresión, respeto a los medios, derecho de réplica, respeto a los derechos humanos, las acciones dicen todo lo contrario. Todos los días el presidente López Obrador desde Palacio Nacional y Sanjuana Martínez desde Notimex, se confrontan con los medios de comunicación.

En esas condiciones el cambio en Notimex es un mero cuento, caer en el cambiar todo para que la cosa siga igual. Pobre Notimex.

Entre Palabras                                                                                                    

En el PRI los sombrerazos están a la orden día por la sucesión en la presidencia de ese instituto. Los despojos del PRI, se lo disputan “Alito” Moreno e Ivonne Ortega. El panorama luce difícil para un partido sinónimo de corrupción. No importa quién gane, estarán sometidos al presidente.

Escríbeme tus comentarios al correo electrónico suartu@gmail.com, sígueme en la cuenta de Twitter @arturosuarez y en Instagram en @arturosuarez_.

Muchas gracias y hasta la próxima.

Be the first to comment on "Pobre Notimex…"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*