Gregorio Ortega Molina

LA COSTUMBRE DEL PODER: TLC, ¿qué renegociar?

 Gregorio Ortega Molina  0   *Como Carlos Salinas de Gortari no sabe descender, nadie lo hará bajar del pedestal que él cree merecer y que sólo existe en su imaginación; en cuanto a EPN, desconoce la grandeza que se requiere para preterir a su protegido y dar la batalla por México   En la obsesión por renegociar el TLC hay…


LA COSTUMBRE DEL PODER: Agua y control político

 Gregorio Ortega Molina   *Cuando referimos los derechos humanos sobre el agua, hablamos de acceso de las personas, no de la industria o minería. Hay todo un marco normativo para el uso y cuidado de este recurso natural. Se podría decir, por ejemplo, el uso del agua es prioritario para consumo humano Empeñados en transformar en ciudad estado al Distrito…


LA COSTUMBRE DEL PODER: Edomex, sin recato

 Gregorio Ortega Molina      *Las alianzas electorales están cantadas, invitan a un baile de máscaras, exactamente en las condiciones que a su uso refiere María Zambrano en Persona y democracia   Me pregunto, y todos los electores deben hacerlo, si desde el gobierno han meditado en las consecuencias del triunfo de Alfredo del Mazo Maza, en las condiciones en que éste…


LA COSTUMBRE DEL PODER: Ejecutar activistas

 Gregorio Ortega Molina    *Los ejecutados desde que Felipe Calderón Hinojosa declarara la guerra al narco, se inscriben en esa selecta lista de víctimas de las arbitrariedades de los gobiernos, cuyos administradores pueden ser hombres buenos, que lo mismo convertirse en señores de horca y cuchillo   No le den vueltas al asunto ni busquen justificaciones. Las muertes violentas y…


LA COSTUMBRE DEL PODER: ¿Usted cree?

Gregorio Ortega Molina   *El país es enorme, del tamaño de su pobreza y necesidades, por lo que por más que quisieran ocultarse 861 millones dólares diarios en inversión, sólo de este grupo empresarial, debieran sentirse en la creación de empleos y en la reactivación del mercado interno   Nunca como durante el actual sexenio los empresarios han ofrecido tanta…


LA COSTUMBRE DEL PODER: Vejez miserable

 Gregorio Ortega Molina     *La corrupción ha permeado todos los ámbitos, incluido el de las Afores y el de la conciencia de los funcionarios cuya obligación y mandato constitucional es garantizar un digno vivir de las pensiones   Insatisfechos con lo que se llevan “legalmente” por los costos y comisiones autorizados por los servicios bancarios, los corruptos y corruptores de…


La Costumbre del Poder: Edomex: Mirrey al poder

 Gregorio Ortega Molina   * A riesgo de indigestarse, es casi seguro que Alfredo del Mazo Maza se hará con la gubernatura, pero de eso a que pueda gobernar, ¿quién lo sabe? Puede ser afectado por el síndrome de Fausto Zapata Loredo   Resulta verazmente trágica la afirmación que me hiciera Emilio Uranga en referencia a la sucesión presidencial de 1976:…


LA COSTUMBRE DEL PODER: Temen a AMLO

 Gregorio Ortega Molina  * El señor Andrés (Narciso) Manuel López no es santo de mi devoción, pero no dejo de considerar prioritario recuperar la democracia que fue destruida por los partidos y sus prebostes. Como vamos, terminarán por desmadrarlo todo En este momento se desconocen los nombres de tres de los cuatro previsibles candidatos a decidir sobre el destino de 120…


LA COSTUMBRE DEL PODER: Siria y México, hermanas en la sangre

Gregorio Ortega Molina   *Los gobernantes sumergieron a México en un amplio y costoso proceso de reingeniería social. A los muertos hay que sumar los desplazados y las transformaciones económicas, sociales y políticas que deberán implementarse para que las reformas tengan cierto éxito en la plena realización de un programa geoestratégico y de seguridad regional que nos trasciende   Desde…


LA COSTUMBRE DEL PODER: Pemex conservará la chatarra

 Gregorio Ortega Molina  18 de mayo 2017 – 00:12 CET   *¿Alguien sabe el destino de los dineros fiscales que debieron usarse para el mantenimiento y la modernización de las refinerías?   La obsolescencia en algunas áreas de Petróleos Mexicanos tiene dos maneras de interpretarse: debido a una pésima administración, que hasta 1982 no existía, o a un compromiso ajeno a…